‘50 Best’ cambia el sistema de votos y El Celler de Can Roca no podrá volver a ser número 1

Los mejores restaurantes del mundo entre 2002 y 2018 ya no podrán volver a ser votados para formar parte del Top 50 mundial, ni, por lo tanto, podrán repetir liderazgo. ‘The World’s 50 Best Restaurants’ creará ‘Best of the Best’, una especie de ‘hall of fame’ con los restaurantes que han liderado la lista desde el lanzamiento de este ranking en 2002, lo que afecta a la sede de los Roca y al italiano Osteria Francescana, que ya no podrán volver a competir en el ránking. Así, la organización del listado parece perseguir una mayor rotación, es decir, ‘destaponar’ los primeros puestos del listado para dar más opciones a la entrada de nuevos restaurantes. En cambio, sí permite que la nueva sede de Noma siga ‘compitiendo’ y sea votada. La consecuencia, en todo caso, es que, a partir de 2019, habrá un número 1 diferente cada año. “Es una nueva etapa que significa entrar en ese nuevo grupo ‘Best of the Best’, que implicará que seremos para siempre uno de los mejores restaurantes del mundo”, señala Joan Roca. Además, las nuevas reglas contemplan que el jurado asume paridad mujer-hombre en 2019 y la creación de un mapa de pistas más allá del ‘Top 100’ mundial.

La organización de ‘The World’s 50 Best Restaurants’ ha decidido cambiar el sistema de votos, lo que se reflejará en la próxima edición de la lista, correspondiente a la edición 2019: los restaurantes que hayan sido elegidos como número 1 en el pasado no podrán volver a ser votados en la lista anual. Es decir, los líderes entre 2002 y 2018 ya no podrán ‘competir’ por el primer puesto en este ránking anual. En su lugar, estos restaurantes pasarán a formar parte de un grupo especial bautizado como ‘Best of the Best’ (‘Los Mejores de los Mejores’), una especie de ‘Hall of Fame’, con el que la organización pretende “honrarles para siempre” por los logros conseguidos en el ránking. En todo caso, la consecuencia es que, a partir de 2019, habrá un número 1 diferente cada año.

Cómo funciona 

De acuerdo con el funcionamiento de ‘50 Best’ (aquí puedes ver la edición 2018 del listado y su ampliación del 51 al 100, hasta el Top 100), un jurado internacional integrado por más de mil expertos gastronómicos emite cada año sus votos, a través de un sistema online que garantiza el secreto y privacidad de su elección, que suma 6 votos a restaurantes de su región y 4 a espacios gastronómicos de otras zonas del mundo. Hasta ahora, los miembros de este panel de votantes (encabezados por un presidente regional, que, en España, es la periodista Cristina Jolonch) podían votar a cualquier restaurante (que hubieran visitado en los últimos 18 meses). Aquí puedes leer sobre las reglas de funcionamiento de ‘The World’s 50 Best Restaurants’.

Lavazza

Consecuencias prácticas

En la práctica, esta decisión implica que un espacio como El Celler de Can Roca ya no podrá ser votado, ni figurará en la lista 2019, sino que pasará a formar parte de ese grupo ‘Best of the Best’.

Esta nueva regla se plantea como una decisión interna de William Reed Business Media, grupo británico de medios propietario de ‘Restaurant Magazine’ y editor de la clasificación de los 50 mejores restaurantes del globo. No obstante, hay que recordar que más de un cocinero, como Joan Roca, Ferran Adrià y Massimo Bottura (propietarios de restaurantes que han sido líderes mundiales), habían planteado en varias ocasiones esta posibilidad: “Quizás, tendría sentido que restaurantes como el nuestro o el de Massimo quedáramos fuera de la lista para dar paso a otros y garantizar así más movimientos; algo así como decir que ‘ya hemos sido números 1’ y debemos dejar paso a otros”, argumentó hace unos meses Joan Roca, dueño con sus hermanos Josep y Jordi Roca de El Celler de Can Roca, que fue número 1 en 2013 y 2015 y que ahora mismo ocupa el segundo puesto.

Cinco Jotas

“Para El Celler de Can Roca, es algo que propusimos hace tiempo. Lo vemos como algo positivo: es una nueva etapa que significa entrar en ese nuevo grupo ‘Best of the Best’, que implicará que seremos para siempre uno de los mejores restaurantes del mundo. Estamos contentos; hacemos una lectura positiva y no cambia en nada nuestro trabajo, ni nuestra propuesta, ni nuestra capacidad para seguir compitiendo en el mercado”, asegura Joan Roca, en conversación telefónica con Gastroeconomy. Así, el cocinero insiste en el carácter vitalicio de la pertenencia a ‘Best of the Best’, donde permanecerán todos los espacios de alta cocina que fueron líderes mundiales como una especie de grupo de elite de la cocina mundial.

A través de sus redes sociales, la saga Roca señaló: “Gracias a ‘The World’s 50 Best Restaurants’ por todo lo que habéis significado para nosotros. Creemos en este cambio. Es hora de que las nuevas generaciones puedan vivir este sueño que nosotros hemos tenido la suerte de vivir. Nunca lo olvidaremos. Hoy, sabemos que el sueño no termina; celebramos nuestra entrada en el Hall of Fame de ‘The Best of The Best’ con nuestros queridos colegas Massimo Bottura, Daniel Humm y Will Guidara, Thomas Keller, Heston Blumenthal, Ferran Adrià y René Redzepi”.

Argumentos

Por parte de la organización del listado, la decisión se argumenta como una vía para permitir la entrada y el avance en la lista de restaurantes “más brillantes” y del talento que los impulsa, para así darles visibilidad en el mercado gastronómico global y, a la vez, generar una lista más “diversa e inclusiva” a largo plazo.

Fisan

Los cambios comunicados esta mañana por William Reed Business Media tienen efecto para el periodo de votación 2019, que se realizará en estas primeras semanas de este año y cuyos resultados se conocerán en la gala anual de ‘50 Best’, que se celebrará en Singapur en junio. En esa fecha, se lanzará, además, la nueva iniciativa ‘Best of the Best’: este ‘Hall of Fame’ de la gastronomía top aspira a funcionar como una plataforma con los mejores cocineros y hosteleros, con la idea de que compartan su conocimiento, talento y pasión.

A qué negocios afecta

En todo caso, en ‘50 Best’ 2019 no podrán figurar y mucho menos liderar el ránking espacios como El Celler de Can Roca (ahora, número 2), Osteria Francescana (líder mundial en 2018) o Eleven Madison Park (número 1 en 2017 y actual cuarto del planeta). El resto de los restaurantes que han sido líderes mundiales también se ven afectados por esta medida. Es el caso de elBulli (número 1 en 2002 y de 2006 a 2009), The French Laundry (2003 y 2004), The Fat Duck (2005) y el caso más curioso: la organización considera que Noma, que fue líder de 2010 a 2012 y en 2014, no puede ser votado en su localización anterior, de la que se mudó hace justo un año a un nuevo espacio en Copenhague. Esto significa que la nueva sede de René Redzepi en la capital danesa, cuyo regreso al ránking se esperaba en 2019 (tras 2 años ‘fuera de juego’ por el cierre para su mudanza), sí puede ser votada, al considerarse por ‘50 Best’ como un restaurante nuevo.

“Tarde o temprano, esta lista ‘te come’”, apunta un observador sectorial, que recuerda casos como The Fat Duck, que fue número uno en 2005 y ahora está en el puesto 74; o The French Laundry, líder en 2003 y 2004 y ahora en el número 86. Incluso El Celler de Can Roca ya registró su particular ‘Dragon Khan’: en 2008, pasó de la posición 11 a la 26 y, en 2009, ascendió del número 26 al quinto, de modo que, desde entonces, suma 10 años en el Top 5 mundial (5 veces como segundo, una como tercero, dos como primero y una vez como cuarto y quinto).

Reflexiones

Así, el mecanismo que se estrena ahora, que sin duda generará cierta controversia en el sector, plantea que, por ejemplo, si hipotéticamente El Celler de Can Roca se mudara a otra ubicación sí podría volver a ser votado y optar así a repetir liderazago. A la vez y por elucubrar, si Ferran Adrià decidiera algún día reabrir elBulli en Cala Montjoi, en principio se consideraría la misma localización, por lo que no podría volver a ‘50 Best’, lo que sí estaría permitido si elBulli renaciera en otro lugar.

Máster universitario en ciencias gastronómicas

Y, en cualquier caso, es inevitable reflexionar sobre si esta decisión es buena o no para el mercado español, que, por un lado, al ‘destaponar’ los primeros puestos del ránking, en los que llevaban años espacios como El Celler de Can Roca y Osteria Francescana, garantiza una mayor rotación y da opciones a que otros restaurantes avancen en el Top 50, en el Top 100 e, incluso, en el Top 10, con posibles actores avanzando como Etxebarri, Disfrutar, Mugaritz (el espacio más veterano del mundo en permanencia entre los 10 mejores -14 años-) u otros que se encuentran más lejanos en la tabla como Enigma, Tickets, DiverXO, Nerua o Elkano. Pero, a la vez, España (con 13 restaurantes en el Top 100 mundial) pierde opciones de repetir liderazgo mundial a corto plazo, algo que, por qué no, El Celler podría haber vuelto a conseguir en 2019, mientras que ahora parece más probable que avancen hacia el primer puesto restaurantes como Mirazur, Central, Gaggan o Maido.

Y, pese a la creación del grupo de ‘Los Mejores de los Mejores’, no deja de ser llamativo cómo los organizadores de la lista dejan fuera de la competición a los mejores del globo, lo que habrá que medir si a medio y largo plazo resta atractivo al ránking e, incluso, poder de atracción de patrocinadores. Y queda la inevitable sensación de que, a partir de ahora, 50 Best como posible retrato del mercado global perderá excelencia, puesto que podrán ser número 1 buenos o muy buenos restaurantes pero peores que los que fueron líderes en el pasado.

Por otro lado, el cambio anunciado hoy solo es aplicable al listado global y no a las versiones regionales de ‘50 Best’ para Asia y Latinoamérica, cuyos líderes podrán repetir, aunque la organización apunta a que se valorará si aplica en el futuro la misma regla que al ránking internacional.

50 Best

Paridad y mapa de pistas

Aparte de esta decisión, William Reed ha anunciado la aplicación de una política de paridad de género, cuya primera consecuencia es que, desde 2019, el panel de votantes estará repartido al 50%, de modo que más de 500 mujeres expertas en gastronomía sumarán la mitad del total de la academia de votantes.

Como otra novedad, ‘50 Best’ lanzará una nueva plataforma en 2019, planteada como un mapa con los mejores destinos para comer y beber, basado en las nominaciones realizadas por el jurado, con la idea de funcionar como una guía para gourmets, que ‘suena’ en parte al deseo de competir todavía más directamente con la Guía Michelin. Así, la organización persigue dar visibilidad a más restaurantes más allá del ‘Top 50’ y del ‘Top 100’ mundial.

 

LOS 7 LÍDERES MUNDIALES EN 17 AÑOS DE ‘50 BEST’

elBulli (Cala Montjoi, Girona) / Ferran Adrià (2002, 2006, 2007, 2008 y 2009)

The French Laundry (Yountville, EEUU) / Thomas Keller (2003, 2004)

The Fat Duck (Bray, Reino Unido) / Heston Blumenthal (2005)

Noma (Copenhague, Dinamarca) / René Redzepi (2010, 2011, 2012 y 2014). Al ser premiado en su ubicación anterior, 50 Best permite que siga ‘compitiendo’ en su nueva localización estrenada hace justo un año.

El Celler de Can Roca (Gerona) / Joan, Josep y Jordi Roca (2013 y 2015)

Osteria Francescana (Modena, Italia) / Massimo Bottura (2016 y 2018)

Eleven Madison Park (Nueva York, EEUU) / Daniel Humm y Will Guidara (2017)

Acerca del autor



"Soy economista de formación y periodista de profesión. Mi vocación es escribir, casi de lo que sea. Por una promoción profesional, empecé a escribir sobre gastronomía como vía de escape y, tras unos años, es a lo que decidí dedicarme, con el portal GASTROECONOMY como principal proyecto. Me encanta comer y escribir y sostengo que, en el sector gastronómico, hay mucho que contar desde la seriedad, el rigor y la profesionalidad. La palabra 'foodie', que formó parte del subtítulo de este 'site' en sus primeros años, hoy me da alergia. En todo caso, el lujo es poder escribir, algo que me encanta y que me enseñaron a hacer en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

No hay comentarios

Publicar un comentario