Así es el ‘foodtruck’ de Goxo, la cocina más ‘casual’ de Dabiz Muñoz

Quédate con este potentísimo mensaje: el único chef triestrellado de Madrid suma ahora a su oferta gastronómico la venta de ‘perritos’ en un ‘foodtruck’, traduciendo su estilo (‘universo XO’) a un concepto ‘super casual’ y callejero. Dabiz Muñoz, dueño de DiverXO, inauguró anteayer el camión de comida de Goxo, su marca de delivery que ahora abre ‘sede’ a pie de calle en forma de  ‘foodtruck’. Aparcado en la puerta de la calle Orense de El Corte Inglés de Castellana (por la que se accede al nuevo Gourmet Experience de este centro comercial), el cliente hace cola para comprar sus platos (un par de opciones de ‘perrito’, ‘Dumpling boloñesa’, Tarta de queso de ‘La Pedroche’ y dos cócteles), cada uno a un precio de 10-12 euros. Llega la versión más ‘casual’, democratizada y asequible de Dabiz Muñoz.

Estrenó el primer estado de alarma con Covid-19 y recién cerrado DiverXO allá por el 13 de marzo, en el año más complejo y raro de la hostelería moderna (y de la sociedad moderna). Dabiz Muñoz (Madrid, 1980) cerró su casa madre, único triestrellado madrileño, como paso previo a las semanas de confinamiento que aguardaban a la sociedad española y que el cocinero transformó en una nueva ‘línea’ del ‘universo XO’, como llama al eje común de todos sus formatos de negocio. ¿Cómo? Desarrollando la versión más ‘casual’ de su cocina, primero, con recetas retransmitidas vía Instagram con su mujer, Cristina Pedroche, como comensal (y ‘pinche’); y, después, con el diseño de un nuevo concepto: Goxo, la propuesta de comida a domicilio de Dabiz Muñoz, lanzada en mayo y cuyos pedidos funcionan vía Glovo. Con cocina de producción en Madrid y Barcelona, puede ser uno de los delivery más exitosos (o, directamente, el más) por número de pedidos y visibilidad. 

El chef lo ha dicho: sea DiverXO, StreetXO o Goxo, no solo cada concepto es fiel al ‘lenguaje XO’ (estilo personalísimo del cocinero), sino que el nivel de exigencia y excelencia es idéntico, sea para una experiencia de alta cocina, una barra ‘casual’ o un delivery. Eje y filosofía comunes y reglas nuevas para cada concepto de negocio.

“Soy hiperactivo a nivel físico y mental y tenía la necesidad económica de hacer algo. Empecé con Cristina a hacer Goxo en casa y, después, con videollamadas con mi equipo. Desde el primer momento, tuve claro que tenía que crear una marca nueva con unas reglas nuevas. Las reglas a nivel creativo son exactamente las mismas que las de mi otros negocios, pero la forma de afrontarlo es diametralmente opuesta. No lo hubiera imaginado hace unos meses, pero ahora estoy encantado. Soy muy feliz cocinando; no me importa el qué, ni el cómo; me ha ayudado hacer otras cosas y a reencontrarme con una versión de mí mismo que tenía un poco olvidada”, señaló el pasado lunes 30 de noviembre, en el debate organizado por Guía Michelin con los 11 tiestrellados españoles (puedes leer un resumen en este LINK).

La propuesta del ‘foodtruck’ de Goxo

No acaba aquí el efecto multiplicador sobre su capacidad creativa de estos tiempos inciertos. Anteayer, nació el cuarto formato de Dabiz Muñoz: el ‘foodtruck’ de Goxo. Aparcado en la entrada por la calle Orense (Plaza de Manuel Gómez-Moreno) de El Corte Inglés de Castellana, por la que se accede al nuevo Gourmet Experience de este centro comercial, es una furgoneta donde Muñoz vende la versión más ‘casual’ del ‘universo XO’, con una carta formada por 3 platos salados, uno dulce y 2 cócteles. Así, se puede probar una par de versiones de ‘hot dog’ con esponjoso brioche, Frankfurt y diferentes aliños y salsas, como el ‘Perrito Mumbai’ o el ‘Perrito Japocoreano’; unos ‘Dumpling boloñesa’ y la Tarta de queso de ‘La Pedroche’, que el chef ha convertido en postre estrella de su delivery.

Todo ‘muy Universo XO’, esta vez en formato callejero, super democratizado y asequible, con precios de 10 a 12 euros por plato (equivalente a una ración generosa). Los clientes hacen cola en la calle a la espera de que les toque el turno para pedir la comida, que se presenta en ‘packaging’ desechable (también bandejas y cubiertos) para llevar o para comer sentados en una terraza justo al lado, habilitada por El Corte Inglés para Goxo.

En cuanto al horario del ‘foodtruck’ de Goxo, este camión de comida ha arrancado funcionando de 17.00 a 22.00 horas, con idea empezar a abrir también a mediodía dentro de unos días. Ayer y anteayer, la cola llegaba a la calle Orense, ya antes de subir la persiana del ‘foodtruck’ de Dabiz Muñoz, que pasa varias veces cada día por su nuevo ‘formato Goxo’, a horas compatibles con los servicios de DiverXO. Al frente del ‘foodtruck’ de Goxo, está Manuel Villalba, que lleva años trabajando con Muñoz.

Cierto es que nos cuadramos cuando el danés René Redzepi reabre Noma como un ‘pop-up’ de ‘burger & wine bar’, formato que ahora acaba de convertir en POPL, una hamburguesería con sede permanente (en el antiguo local de 108). Pero habría que sacar pecho (España, Madrid…) con este potentísimo mensaje: el único chef triestrellado de Madrid ahora vende ‘perritos’ en un ‘foodtruck’, traduciendo su estilo (‘universo XO’) a un concepto ‘super casual’ y callejero.

‘Universo XO’ como hilo conductor

En todo caso, queda claro que existe un hilo común entre cualquier concepto firmado por Muñoz, sea su tres estrellas o un ‘perrito’ vendido a pie de asfalto. Como ejemplo, Goxo ofrece el ‘Cocido Hong Kong-Madriz’, un plato sabroso y creativo. El usuario recibe el cocido en tres envases y una botellita de caldo (una sopa que, según cuentan, cocinan durante 48 horas) para acabar de componerlo en casa siguiendo un código QR que le lleva a un video en Instagram con las instrucciones del chef. Además, se pueden pedir unos panecillos, bautizados como ‘MantouXO’, es decir, Panecillos al vapor y fritos, única opción a la que puntualmente ha recurrido el cocinero en DiverXO o StreetXO (por ejemplo, para mojar en su ‘Chili Crab’), donde nunca se ha servido pan. En platos como el cocido o los panecillos, está eso que el chef define como ‘universo XO’, un estilo de cocina presente en cualquier receta suya, que tiene en DiverXO su matriz y en StreetXo y Goxo conceptos diferenciados, con su cocina personal adaptada a cada uno (una barra y un delivery, respectivamente).

A la vez, en sus formatos de negocio, surgen, a veces, evoluciones de ideas que nacieron un día y, después, fueron asumiendo cambios. Y, en esas ideas, el cocido fue un plato clave del chef cuando abrió a finales de 2012 la primera sede StreetXO. Entonces, avanzaba una filosofía que después se ha ido cumpliendo a rajatabla con cada nuevo concepto: “No queremos que StreetXO sea una segunda marca de DiverXO, ni un concepto ‘prêt-à-porter’ o ‘low cost’ de nuestra cocina, sino un formato ‘casual’ y divertido de cocina de la calle”, explicaba el cocinero a Gastroeconomy el 1 de noviembre de 2021, unas semanas antes del estreno de aquel concepto (LINK).

Por otro lado y dentro de su línea delivery Goxo, Dabiz Muñoz ha diseñado una caja con un menú para Navidad: el ‘Festival Navideño Goxo’ se puede reservar a través del app Glovo para los días 24 y 25 de diciembre y para el 31 de diciembre y el 1 de enero. “No hay muchas unidades y es una edición limitada”, ha dicho el chef. El cliente puede recibirlo en casa o recogerlo en el local donde produce la comida a domicilio, en caso de que Goxo no abarque su domicilio como zona de reparto en Madrid.

Y, además, el chef ha anunciado hoy un dulce navideño el Roscón ‘XO’, que venderá vía delivery con Goxo. “Roscón de limones verdes con chiles y jengibre escarchados, migas de galletas con mantequilla tostada y relleno de chantillí de guayaba y frambuesas del bosque”, avanza. Mañana lunes 7, abren (en Glovo) los ‘preorder’ para encargar roscones.

Así que, aunque efectivamente, los efectos del Covid son dramáticos para la hostelería, pero, de vez en cuando, existen casos como el de Dabiz Muñoz que, en poquísimos meses, ha ideado y puesto en marcha varios proyectos que acercan su cocina al gran público, entre el que es realmente muy conocido un chef con 1,1 millones de seguidores en Instagram y 144.747 en Twitter, que dice haberse “reencontrado con una versión de mí mismo que tenía un poco olvidada”.

Nuevo Gourmet Experience de Castellana

Por la puerta de El Corte Inglés situada en la Plaza de Manuel Gómez-Moreno (accesible desde la calle Orense y donde aparca el ‘foodtruck’ de Goxo), se entra, además, al nuevo Gourmet Experience de Castellana, un espacio precioso con oferta muy top bajo una mimada selección de producto , incluidas las salsas diseñadas por Dabiz Muñoz y empleadas en los ‘perritos’ del ‘foodtruck’ de Goxo (presentadas ahora en una caja regalo para Navidad).

A la tienda se suma La Barra del Gourmet para comer o picar algo, desde embutidos y quesos a marisco y, sobre todo, una carta basada en productos que se pueden comprar en las diferentes secciones de la tienda. Este espacio (que se irá completando en los próximos meses) forma parte de la reciente remodelación de El Corte Inglés de Castellana, donde ahora hay dos atrios o ‘patios’ interiores, uno de ellos con una barra de ostras.

Además, estas Navidades, esta sede de los grandes almacenes ha instalado un Mercadillo Navideño, donde hay casetas de productos (como Turrones Vicens) y ‘foodtrucks’ de grupos hosteleros como El Brillante y Arzábal.

Fuente de las fotos: MFG-Gastroeconomy.

Acerca del autor



“Economista de formación y periodista de profesión, me encanta escribir y, además, comer. GASTROECONOMY nació el 30 de julio de 2011 como un pequeño proyecto personal, a los 4 meses de decidir convertirme voluntariamente en periodista ‘freelance’. Aquí escribo de lo que ocurre en el sector: cambios, novedades, estrategias, tendencias… Se trata de observar para contarlo de la forma más amena y detallada posible. La hostelería, sea un sencillo bar, una casa de comidas o un espacio de alta cocina, equivale a un relevante sector económico que se puede analizar con el mismo rigor y seriedad que cualquier otra actividad, eliminando la frivolidad que, por desgracia, sobra en los últimos tiempos en la gastronomía. A escribir aprendí y aprendo con la práctica y porque me enseñaron a hacerlo en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

2 Comentarios
  • Sergio
    Publicado a las 18:35h, 08 diciembre Responder

    Hola, me gustaría preguntar si el foodtruck del punki cumple con la legislación vigente de este tipo de negocio, y por qué a los demás propietarios de foodtrucks no se nos permite instalarnos como a él? Gracias de antemano por su repuesta.

  • Eva
    Publicado a las 21:37h, 02 enero Responder

    Hola! El horario no es correcto. Cierran a las 21.30

Publicar un comentario