Osteria Francescana, número 1 de la lista 50 Best 2016

Sabor en buena parte amargo para España, con el descenso de El Celler de Can Roca a segunda posición del ránking mundial, liderado ahora por la sede del italiano Massimo Bottura. El Celler, Arzak, Mugaritz y Quique Dacosta pierden posiciones, mientras las ganan Etxebarri, Tickets y Azurmendi.

Aquí puedes consultar la lista completa 50 Best en 2016.

Gastroeconomy_50best2016_3Colecciona zapatillas ‘New Balance’ (tiene 60 pares), luce atractivo italiano y es un auténtico mago del márketing gastronómico, capaz de besar en los labios a René Redzepi en público, cuando hace un par de años el danés volvió a liderar el ránking mundial con Noma. Massimo Bottura es, ahora, quien asume este puesto, tras haberse proclamado Osteria Francescana como número uno de la edición 2016 de la lista The World’s 50 Best Restaurants.

Según este listado (aquí puedes consultar la lista completa 50 Best en 2016), cuya ceremonia se ha celebrado por primera vez en Nueva York y, además, “fuera de casa” (en las quince ediciones anteriores, tenía lugar en Londres), el restaurante de Modena es el nuevo líder global, en sustitución de El Celler de Can Roca, número uno en 2015 y 2013. No es la única mala noticia para España, que, en el ránking recién presentado hoy en Cipriani Wall Street, tiene que conformarse con 4 bajadas y 3 subidas, en el cómputo global del Top 50 mundial. Por el lado positivo, sigue habiendo 7 españoles (los mismos que el pasado ejercicio) entre los 50 mejores del globo y, además, en el Top 10 entra uno nuevo: Etxebarri, que escala tres posiciones, del 13 al 10. En este tramo de los 10 mejores espacios gastronómicos del globo, la sede del vasco Víctor Arguinzoniz se suma a Mugaritz, que pierde un lugar (del sexto al séptimo), además de El Celler, en segunda posición.

Gastroeconomy_50best2016_4

Aparte de Mugaritz, hay otros dos españoles que pierden posiciones: Arzak, tras descender 4 lugares, del 17 al 21; y Quique Dacosta, que pasa del 39 al 49, con un retroceso en 10 puestos. Así, mientras España gana un restaurante en el Top 10, pierde uno en el Top 20, con la salida de Arzak en este tramo.

El balance en positivo se completa con Tickets, concepto de Albert Adrià en Barcelona, que asciende del 42 al 29 (trece posiciones); y Azurmendi, la sede de Eneko Atxa, que avanza tres puestos, del 19 hasta el número 16.

Gastroeconomy_50best2016_5

“Todo lo que sube baja”, decía Joan Roca hace unos minutos, mientras valoraba en positivo seguir en el Top 5 y quedar en segunda posición. Para Quique Dacosta, se trata de una lista caprichosa e incontrolable, por lo que “seguir en ella ya es bastante, aunque descender diez puestos no sea agradable”.

En la rueda de prensa posterior a la gala de 50 Best, Massimo Bottura, espídico y portando una bandera italiana, ha declarado que “este año, sí pensé que estábamos preparados para ser el número 1. Esto me permite seguir soñando”.

Por cierto, en su afán por explorar mercados, la organización de 50 Best volverá a hacer viajar su ceremonia el próximo año, esta vez, rumbo a Australia, con una gala que tendrá lugar en Melbourne.
Fuente de las fotos: MFG-Gastroeconomy.

Toda la información sobre la lista ‘50 Best’ 2016:

  • Osteria Francescana, número 1 de la lista 50 Best 2016 [leer aquí]
  • ‘50 Best’ 2016, en 5 conclusiones para España [leer aquí]
  • Los Roca crearán una fundación [leer aquí]
  • Guía para entender la lista ‘50 Best’ 2016, en 12 puntos [leer aquí]
  • Lista 50 Best de los 50 mejores restaurantes del mundo 2016 [leer aquí]
  • Del 51 al 100, la lista ‘50 Best’ 2016 [leer aquí]


[wzslider]

Acerca del autor



“Economista de formación y periodista de profesión, me encanta escribir y, además, comer. GASTROECONOMY nació el 30 de julio de 2011 como un pequeño proyecto personal, a los 4 meses de decidir convertirme voluntariamente en periodista ‘freelance’. Aquí escribo de lo que ocurre en el sector: cambios, novedades, estrategias, tendencias… Se trata de observar para contarlo de la forma más amena y detallada posible. La hostelería, sea un sencillo bar, una casa de comidas o un espacio de alta cocina, equivale a un relevante sector económico que se puede analizar con el mismo rigor y seriedad que cualquier otra actividad, eliminando la frivolidad que, por desgracia, sobra en los últimos tiempos en la gastronomía. A escribir aprendí y aprendo con la práctica y porque me enseñaron a hacerlo en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

1Comment
  • Pesi
    Publicado a las 08:02h, 14 junio Responder

    Enhorabuena a Bottura y todos los cocineros españoles que son buenísimos.

Publicar un comentario