‘50 Best’ 2016, en 5 conclusiones para España

Pese a la pérdida del liderazgo mundial y el retroceso de 4 restaurantes, España sigue siendo el país con más restaurantes en el Top 10 y 50 global.

Gastroeconomy_50Best2016_411. “Nos damos por satisfechos con seguir estando en el Top 50, en un lugar más o menos aceptable”. ¿La frase más escuchada el lunes 13 de junio por la noche en Nueva York? Con variaciones, coincidían en ella los hermanos Roca, Elena Arzak y Quique Dacosta. Los tres representan a restaurantes españoles que han perdido posiciones en la edición 2016 de la lista ‘The World’s 50 Best Restaurants’, un ránking internacional que hace quince años lanzó la revista británica ‘Restaurant Magazine’ y que hoy se ha convertido en referencia internacional para gastrónomos globales.

Gastroeconomy_50Best2016_40

2. El balance español de 2016 arranca con la pérdida del liderazgo mundial, que pasa de El Celler de Can Roca en 2015 a Osteria Francescana, espacio del italiano Massimo Bottura, en Modena. “Apenas hay efecto para un restaurante en el que hay que reservar con once meses de antelación y que acumula varios cientos de peticiones en su lista de espera”, consideran fuentes sectoriales, en relación con la casa de los Roca en Girona.

Gastroeconomy_50Best2016_42

3. ¿Este análisis es aplicable a otros establecimientos españoles? Para Quique Dacosta, “perder diez puestos [ha pasado del número 39 al 49] no es agradable, pero seguir estando en el Top 50 es algo importante para un negocio como el nuestro, que se encuentra ubicado en Denia”. Su espacio tiene triple estrella Michelin, igual que El Celler y Arzak, que también ha retrocedido (del puesto 17 al 21). “Estoy satisfecha, teniendo en cuenta los bandazos del ránking; seguimos estando dentro del Top 50”, admite. Por su parte, Andoni Luis Aduriz no asistió a la gala, en la que Mugaritz, su negocio con doble estrella en Rentería, pasó de sexta a séptima posición.

Gastroeconomy_50Best2016_43

4. Aún así, España no cambia en balance neto: sigue sumando 7 restaurantes españoles entre los 50 mejores del mundo, en donde se contabiliza el avance de Etxebarri, Tickets y Azurmendi, aparte de 10 en el listado ampliado de los 100 mejores y 3 en el Top 10 global (marca en la que ningún otro país le iguala, ni se acerca, ya que los 7 restantes se reparten entre 7 procedencias diferentes).

Gastroeconomy_50Best2016_44

5. De este frío dato, se extrae la mejor conclusión para España: sigue siendo el país con mayor número de establecimientos en el Top 50 global, un total de 7, frente a los 6 de Estados Unidos; 4 de Italia; 3 de Francia, Reino Unido, Dinamarca, México o Perú; y 2 de Japón, Taiandia o Alemania. Y, para redondear su balance y en línea con lo comentado en el punto anterior, España es el único país que está presente en el Top 10 con más de un negocio; de hecho, con tres: El Celler, Mugaritz y, desde anteayer, Etxebarri. “Crucemos los dedos para que siga siendo así o mejor durante muchos años”, dice Joan Roca.

Fuente de las fotos: The World’s 50 Best.

Toda la información sobre la lista ‘50 Best’ 2016:

  • Osteria Francescana, número 1 de la lista 50 Best 2016 [leer aquí]
  • ‘50 Best’ 2016, en 5 conclusiones para España [leer aquí]
  • Los Roca crearán una fundación [leer aquí]
  • Guía para entender la lista ‘50 Best’ 2016, en 12 puntos [leer aquí]
  • Lista 50 Best de los 50 mejores restaurantes del mundo 2016 [leer aquí]
  • Del 51 al 100, la lista ‘50 Best’ 2016 [leer aquí]

Acerca del autor



“Economista de formación y periodista de profesión, me encanta escribir y, además, comer. GASTROECONOMY nació el 30 de julio de 2011 como un pequeño proyecto personal, a los 4 meses de decidir convertirme voluntariamente en periodista ‘freelance’. Aquí escribo de lo que ocurre en el sector: cambios, novedades, estrategias, tendencias… Se trata de observar para contarlo de la forma más amena y detallada posible. La hostelería, sea un sencillo bar, una casa de comidas o un espacio de alta cocina, equivale a un relevante sector económico que se puede analizar con el mismo rigor y seriedad que cualquier otra actividad, eliminando la frivolidad que, por desgracia, sobra en los últimos tiempos en la gastronomía. A escribir aprendí y aprendo con la práctica y porque me enseñaron a hacerlo en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

No hay comentarios

Publicar un comentario