Aitor Zabala reabrirá Somni en Los Ángeles en el verano 2023

Somni 2.0, la nueva etapa del proyecto de Aitor Zabala, se hará realidad a finales de agosto de 2023 en un espacio que duplica metros frente a la sede anterior, en West Hollywood, en Los Ángeles. El chef catalán, que en los dos años que Somni funcionó hasta su cierre en la pandemia consiguió dos estrellas Michelin de golpe y el octavo puesto en la lista ‘The Best Chef Awards’ en 2020, revivirá así su proyecto. En su etapa anterior, operó entre marzo de 2018 y marzo de 2020 en Hotel SLS Beverly Hills, como un restaurante de ThinkFoodGroup, grupo de José Andrés, del que Zabala se desvinculó hace más dos años y donde fue director creativo durante una década). El chef, que trabajó en elBulli Alkimia y Akelarre, afronta este proyecto con socios en un espacio de solo 14 plazas y un privado de 6, en el que espera seguir evolucionando la experiencia creada en ‘el’ Somni anterior.

En su localización anterior, no solo estaba llamado a relevantes reconocimientos, sino que ‘escribió’ uno de esos capítulos de la historia de la gastronomía que conceptualizaban entonces una tendencia en cuanto a modelos de negocio. En una barra de 10 plazas, se sucedía —en dos ‘funciones’ diarias— un menú de 25 platos o bocados (‘pases’) servido al unísono por un equipo de 15 profesionales, casi todos cocineros, que finalizaban platos en directo antes de llevarlos ante el comensal componiendo una autentica coreografía. Se llamaba Somni y el artífice de este formato era Aitor Zabala, un chef catalán con experiencia en elBulli (además de espacios como Alkimia, Abac, Akelarre y el restaurante vasco de su madre) que por entonces trabajaba dentro de ThinkFoodGroup, grupo hostelero de José Andrés. Ubicado en Los Ángeles, Somni ocupaba una luminosa —casi galáctica— habitación al lado  de The Bazaar, en el bajo Hotel SLS Beverly Hills, en el número 465 de La Cienega Boulevard.

En agosto de 2019, el primer plato del imponente  “menú en constante evolución” de Somni se llamaba “Hojita” (AQUÍ puedes leer cómo era Somni en 2019) y era solo el arranque de una brillante propuesta de fue reconocida en tiempo récord.

Abierto en marzo de 2018, recibió en tiempo récord múltiples distinciones, incluidas dos estrellas Michelin de golpe concedidas por la Guía Michelin de California —en su estreno en junio de 2019—. 

De Somni a Somni 2.0

Pero, cuando estaba claramente en plena cresta de la ola, la pandemia cambió el rumbo de este proyecto. En marzo de 2020, justo la misma semana en la que cumplía su segundo aniversario, el restaurante bajó persiana por la emergencia sanitaria; en agosto de ese año, Aitor Zabala anunció el cierre definitivo de Somni. “Con gran pesar, después de haber estado abierto solo 28 meses, nos han comunicado que la propiedad del hotel cerrará permanentemente Somni. Pese a ser una noticia triste, Somni merece ser recordado no por su final, sino por la felicidad y la positividad que brindó a tantos clientes. La mayoría de mis sueños giran en torno a cómo crear un momento para nuestros clientes que dure más que la experiencia, creando hermosos recuerdos que durarán para siempre. Confío en que este objetivo se extenderá no solo a las comidas en Somni, sino también al restaurante en sí, lo que generará un impacto permanente en el panorama gastronómico de Los Ángeles y más allá”, argumentó el chef vía redes sociales.

Desde entonces, el cocinero español de 43 años ha mostrado vía Instagram durante casi 28 meses un incansable trabajo de I+D en torno a ideas y platos desde su propio taller-estudio, que dejaban claro su intención de revivir Somni, algo que ahora se confirma con fecha y planes concretos. De hecho, parece que en cuanto cerró el espacio anterior, el catalán se puso a trabajar en “su siguiente iteración’.

Y, sí, todo llega y ya hay fecha. Aitor Zabala reabrirá Somni a finales de agosto de 2023, como un proyecto personal en donde cuenta con algunos socios como apoyo (por supuesto, al margen de ThinkFoodGroup, grupo que abandonó en 2020 y donde fue director creativo durante una década).

De Beverly Hills, Somni pasará a estar situado en West Hollywood (en 9045 Nemo Street), en un espacio el doble de grande frente a su ubicación original, incluidos unos 185 metros cuadrados (2.000 square feet) de un tranquilo patio con árboles al aire libre. Se trata de una localización que el chef encontró, por fin, el pasado septiembre, tras meses buscando un lugar para reabrir Somni en Los Ángeles, hasta que finalmente dio con este local que fue tienda y oficinas de Donna Karan.

Así será el nuevo Somni

El arquitecto y diseñador barcelonés Juli Capella, responsable del anterior espacio de Somni, se encarga de diseñar el nuevo espacio con capacidad para solo 14 comensales (frente a los 10 del primer Somni), “con asientos distribuidos entre las vistas de una cocina abierta y el exuberante patio” y con la intención de que Zabala mantenga “la sensación íntima del restaurante anterior de 10 asientos con mostrador del chef”, siempre con un “menú de degustación de vanguardia” aliado con un maridaje de vinos ‘ad hoc’. Además, contará con un comedor privado de 6 plazas.

El nuevo Somni 2.0, como el chef se refiere a su nuevo proyecto (“más nueva, más grande y reinventado”), marca el final de dos años y ocho meses —si se cuenta desde el cierre del espacio anterior en marzo de 2020 al inicio de la pandemia— dedicados a un trabajo de I+D en el que Zabala parece que no renunció a su sueño (‘somni’, en catalán). “Sé que las expectativas son elevadas. Pero si no sientes responsabilidad o presión, no estás soñando lo suficientemente grande”, sostiene.

Durante los meses previos a la “gran reapertura de Somni”, Zabala trabajará en la “personalización” de todos los detalles que formarán parte de la experiencia gastronómica del nuevo Somni, incluida la estrecha colaboración con ceramistas y artesanos sopladores de vidrio que diseñarán piezas únicas para el restaurante, al tiempo que ya está organizando el equipo humano con la “previsión de la apertura el próximo verano”.

Los Ángeles, su hogar

En esta nueva ubicación, Zabala “redefinirá Somni como una experiencia personal, ‘transportadora’ y emotiva para los huéspedes que reflejará sus raíces catalanas y su amor por su hogar adoptivo en el sur de California”, ha señalado a través de un comunicado.

Poco amigo de poner etiquetas a su cocina, señala que “el nuevo Somni continuará con un estilo similar de platos muy imaginativos con toques modernistas precisos, técnicas y cierta extravagancia. Me gusta jugar con texturas, sabores y emplatados. Pero, al final, mantenemos los sabores reconocibles, para que el cliente se sienta cómodo”. Se muestra entusiasmado con “poder continuar con este sueño en la ciudad de Los Ángeles, a la que ahora llamo mi hogar y es uno de los mejores destinos culinarios del mundo”.

El chef llegó a Estados Unidos hace poco más de una década, sin hablar inglés —cuenta que solo sabía decir ‘hello’—. Su vínculo con la cocina es doble: por un lado, su madre y su abuela dirigían restaurantes de pintxos tradicionales en Barcelona; y, por otro, su padre —falleció cuando Aitor tenía solo 15 años— presentaba un programa de radio en España que trataba sobre gastronomía. De su progenitor, guarda un libro antiguo de cocina española suyo en el que todavía se inspira.

Tras hacer la ‘mili’ con 17 años, donde trabajó en las cocinas del Ejército. Acabado el servicio militar, se matriculó en una escuela de cocina en España; después, pasó por Akelarre, espacio triestrellado de Pedro Subijana en San Sebastián, donde se comprometió a trabajar gratis durante tres meses con la esperanza de conseguir un puesto remunerado, que terminó consiguiendo; después, por Abac y Alkimia, en Barcelona. Con 27 años, se incorporo a elBulli, experiencia que, según dice, le “abrió el metaverso” y donde trabajo como jefe de partida y, después, en su equipo de I+D. En el espacio de Ferran Adrià en Cala Montjoi, Zabala conoció José Andrés cuando fue a grabar con Anthony Bourdain un programa de su serie ‘Sin reservas’. El asturiano le propuso unirse a su equipo en ThinkFoodGroup, donde el catalán participó en el desarrollo de Bazaar y Minibar, en Washington D.C., y en los nuevos restaurantes de Las Vegas, Los Ángeles, Miami y Puerto Rico. En esa época, viajaba cada mes desde desde D.C. a Los Ángeles, ya que se enamoró de su clima templado y sus mercados de productores, para finalmente asentarse allí.

Multipremiado entre 2018 y 2020

Bajo estos planes, se hará realidad la nueva etapa de Somni con Aitor Zabala como su principal promotor, no solo en lo culinario sino también en lo empresarial de un concepto que, en su ‘vida anterior’ entre 2019 y 2020, fue multipremiado, aparte de acumular una extensa y constante lista de espera.

Aunque The Bazaar había abierto en 2008 en Hotel SLS Beverly Hills, sufrió varias transformaciones hasta evolucionar en diferentes conceptos, como ‘restaurantes dentro de restaurantes’, entre los que surgió Saam como una especie de restaurante privado dentro de The Bazaar, en el que ya estaba al frente Aitor Zabala. El 29 de julio de 2017, Saam cerró y el espacio se sometió durante meses a una reforma para reabrir en marzo de 2018 como Somni, convertido en esa barra de alta cocina con 10 asientos y un solo menú degustación (con un precio en 2019 de 265 dólares (255 euros, al cambio actual) sin bebidas— que sacaba a relucir la capacidad creativa y técnica de Zabala.

El prestigioso portal ‘Eater’ premió a Aitor Zabala como ‘Cocinero del Año’ en Los Ángeles en 2018. En 2019, el ‘Top 100’ para Norteamérica de la lista OAD (Opinionated About Dining, ránking alternativo del gastrónomo Steve Plotnicki cataloga Somni) situó Somni en quinta posición. Además, recibió una calificación de 5 estrellas de la revista ‘Forbes’ y fue incluido en ‘50 Best Discovery’, la recopilación de la lista ‘The World’s 50 Best Restaurants’ para dar pistas que no siempre entran en el Top 50 y que, a veces, funciona como antesala de la entrada en el ranking global.

En junio de 2019, la entonces nueva Guía Michelin de California (en los años previo, había edición para San Francisco, pero había desaparecido para Los Ángeles) otorgó dos estrellas de golpe a Somni. A su vez, ‘The Best Chef Awards’ colocó a Zabala en el octavo puesto de los mejores cocineros del mundo, en su edición 2020 —en 2021 y 2022, el madrileño Dabiz Muñoz, de DiverXO, encabeza este listado—. “A pesar del éxito meteórico de Somni, el restaurante cerró en su segundo aniversario, en gran parte debido a la pandemia”, señala el comunicado sobre la reapertura de Somni.

Somni: www.somnirestaurant.com

Acerca del autor



“Economista de formación y periodista de profesión, me encanta escribir y, además, comer. GASTROECONOMY nació el 30 de julio de 2011 como un pequeño proyecto personal, a los 4 meses de decidir convertirme voluntariamente en periodista ‘freelance’. Aquí escribo de lo que ocurre en el sector: cambios, novedades, estrategias, tendencias… Se trata de observar para contarlo de la forma más amena y detallada posible. La hostelería, sea un sencillo bar, una casa de comidas o un espacio de alta cocina, equivale a un relevante sector económico que se puede analizar con el mismo rigor y seriedad que cualquier otra actividad, eliminando la frivolidad que, por desgracia, sobra en los últimos tiempos en la gastronomía. A escribir aprendí y aprendo con la práctica y porque me enseñaron a hacerlo en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

No hay comentarios

Publicar un comentario