Así son los 3 nuevos restaurantes biestrellados españoles en la Guía Michelin 2021: Culler de Pau, Cinc Sentits y Bo.TiC

Son 3 proyectos impulsados por cocineros-emprendedores, que arriesgaron para poner en marcha sus propios espacios de alta cocina. La edición 2021 de Guía Michelin España & Portugal les acaba de premiar con una segunda estrella. Así son los 3 nuevos restaurantes biestrellados españoles en la Guía Michelin 2021.

Culler de Pau

Abrió en 2009 como el proyecto personal de Javier Olleros y Amaranta Rodríguez, en Reboredo, una aldea asomada a la Ría de Arosa y a las huertas, que unidas conforman la despensa de su cocina. Esta localidad al lado del pueblo pesquero de O Grove (Pontevedra) es el lugar de origen de ambos. Olleros, nacido en Suiza donde sus padres emigraron para volver y abrir un hotel-restaurante en San Vicente do Mar, forma una elegante y personalísima cocina, que le han convertido en uno de los chefs con más personalidad de Galicia y, en realidad, de España. Rodríguez dejó su trabajo en una empresa para enrolarse en la aventura de su marido, donde se encarga de la gestión del negocio, la agenda de Olleros y, en parte, de la sala del restaurante. Culler de Pau (‘cuchara de palo’, en gallego) es, además, su casa, ya que viven en la planta de arriba. Aparte de tener carta (donde conservan ‘hits’ como las Croquetas de lacón o los Huevos “da casa”, queso San Simón y migas de pan), su menú degustación (con 3 extensiones por 90, 110 y 130 euros, con opción de maridaje por 35, 45 y 60 euros) combina los últimos trabajos creativos de Olleros con algunos platos históricos que suele ir modificando cada temporada. “La creatividad nace en la huerta”, sostiene este defensor de pequeños productores y del uso y recuperación de productos locales, no solo kilómetro cero, sino de diferentes zonas de Galicia, al tiempo que han ido ampliando su propia huerta. Comerás y cenarás con vistas a las bateas. El cocinero dedicó los meses de confinamiento a impulsar la huerta, su trabajo en torno a fermentados, las alianzas con proveedores (vendió una caja de guisante lágrima de El Calabacín Rojo con una receta) y su estrategia de sostenibilidad, que acaba de obtener como reconocimiento una nueva Estrella Verde de Michelin. Actualmente, Culler de Pau está cerrado tras las restricciones impuestas en Galicia, que ya permiten la reapertura del negocio, a punto de anunciar fecha de vuelta.

Cinc Sentits

Un cocinero autodidacta se acaba de hacer con una nueva segunda estrella Michelin para la ciudad de Barcelona. Cinc Sentits es el proyecto abierto en 2004 por Jordi Artal, nacido en Toronto y con raíces indias por parte de padre. Tras trabajar en el ámbito del márketing en Silicon Valley, decidió dedicarse a la cocina. Su vocación nació del interés que le despertó ver cocinar a su madre Roser (que le acompaña en el negocio) y su abuela Sofía. El resultado es “una singular interpretación de la cocina catalana moderna”, como describe. El restaurante lleva una década luciendo estrella Michelin, con un paréntesis de un año debido a un traslado: en 2018, se mudó un nuevo local, pasando de 150 a 420 metros cuadrados, lo que implicó la pérdida de la estrella en 2019 (no dio tiempo a que los inspectores visitaran la nueva sede, donde hace un año recuperó la distinción que ahora se duplica).“Buscamos proveedores artesanos que cuidan su producto con tanto esmero y dedicación como nosotros, para ofrecer a nuestros comensales, con cada plato, una experiencia única”, sostiene Artal, que basa su carta en la fórmula del menú degustación, con 2 opciones, por 99 y 199 euros, con opción de maridaje de vino por 59 y 60 euros. El restaurante suma 3 espacios distintos: sala, mesa del chef y privado. En los últimos meses, ha lanzado el servicio de comida a domicilio Sentit Comú, con “platillos, vinos y cerveza para recoger en el restaurante o delivery”, como “el hermano pequeño de Cinc Sentits”. El 18 de noviembre, el restaurante reabrió tras después del cierre decidido en Cataluña.

Bo.TiC

Albert Sastregener y Cristina Torrent son chef y sumiller, respectivamente, y dueños de Bo.Tic, espacio de alta cocina en Corçà (Gerona), que abrieron en 2007. Ubicado en una antigua fábrica de carruajes, ofrecen “una propuesta gastronómica de autor y creativa, a la par que enraizada con la esencia de la cocina tradicional catalana”. Su propuesta se basa en 3 opciones de menú degustación, con precios de 68, 99 y 149 euros, a los que se puede añadir maridaje de vino (por 95, 172 y 197 euros). Además, cuenta con mesa del chef y servicio de ‘take away’ y ha puesto en marcha en los últimos meses el servicio ‘Bo.TiC para llevar’, que incluye menús navideños. El 16 de diciembre, reabren tras el cierre impuesto en Cataluña.

Fuente de las fotos: MFG-Gastroeconomy.

Acerca del autor



“Economista de formación y periodista de profesión, me encanta escribir y, además, comer. GASTROECONOMY nació el 30 de julio de 2011 como un pequeño proyecto personal, a los 4 meses de decidir convertirme voluntariamente en periodista ‘freelance’. Aquí escribo de lo que ocurre en el sector: cambios, novedades, estrategias, tendencias… Se trata de observar para contarlo de la forma más amena y detallada posible. La hostelería, sea un sencillo bar, una casa de comidas o un espacio de alta cocina, equivale a un relevante sector económico que se puede analizar con el mismo rigor y seriedad que cualquier otra actividad, eliminando la frivolidad que, por desgracia, sobra en los últimos tiempos en la gastronomía. A escribir aprendí y aprendo con la práctica y porque me enseñaron a hacerlo en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

1Comment
  • Juan
    Publicado a las 18:45h, 14 enero Responder

    He comido en el Bo.Tic y si tienen ocasión de ir les encantará

    Saludos
    Miguel

Publicar un comentario