Mugaritz reabre el 31 de julio

El espacio de Andoni Luis Aduriz en Rentería fija como fecha de reapertura el 31 de julio, tras el cierre por la emergencia sanitaria del Covid-19, que impidió realizar el estreno de su temporada 2020 en abril. “Ser más Mugaritz que nunca”, es el objetivo de Mugaritz, posicionado como séptimo mejor restaurante del mundo, con el récord mundial de sumar 14 años en el Top 10 de la lista ‘The World’s 50 Best Restaurants’.

El 13 de marzo, anunció el aplazamiento temporal de la apertura de su temporada 2020, debido a emergencia sanitaria del Covid-19. La fecha prevista para el arranque de Mugaritz este año era el 10 de abril, plan que se vio truncado por la crisis del coronavirus y la declaración del estado de alarma.

Si, en las últimas semanas se han ido publicando las fechas de reapertura de varios espacios de alta cocina, falta todavía conoce la decisión de los dueños de unos cuantos restaurantes gastronómicos, entre los que se encontraba Mugaritz, que esta mañana ha comunicado a través de las redes sociales de Andoni Luiz Aduriz, cocinero y dueño del espacio de Rentería (Guipúzcoa). “El 31 de julio reabriremos nuestras puertas, con la ilusión de ser más Mugaritz que nunca. Si para algo nos ha servido estos tres meses de incertidumbre y dudas, ha sido para confirmar lo que nos gusta ser: un espacio de búsqueda en el cual recibirles con cariño para cazar utopias juntos. Volvemos, no a lo de antes, pero sí para seguir siendo los mismos”, señalan desde un negocio que es referencia mundial, como séptimo mejor restaurante del mundo, con el récord mundial de sumar 14 años en el Top 10 de la lista ‘The World’s 50 Best Restaurants’.

Así, Aduriz confirma no solo que Mugaritz reabre en la temporada 2020 —hubo un momento hace un par de meses en el que el sector mundial se dudó de la reapertura de muchos conceptos de alta cocina, mientras de hecho aún hay dudas sobre la vuelta de algunos establecimientos—, sino que lo hará este verano y no solo sin modificar su concepto como espacio de cocina de vanguardia, sino insistiendo en su apuesta por “ser Mugaritz” y funcionar como “un espacio de búsqueda”.

Si el cocinero ya señaló el comienzo del confinamiento que este podía ser un tiempo para que cada persona y cada negocio reflexionaran sobre si se sentían cómodos o no con su vida y formato anterior, el equipo de Mugaritz parece haber realizado esa reflexión durante estos 3 meses realmente inciertos para la sociedad, la economía y el sector hostelero en particular para acabar concluyendo que queden ‘seguir siendo Mugaritz’ (“confirmar lo que nos gusta ser). Habrá que esperar de qué forma se traduce este mensaje en su propuesta creativa de 2020, para la que Aduriz ha avanzado ideas como ‘la casa en el árbol’.

Se trata de un concepto, que, de hecho, ha dado lugar a un espacio web (se puede ver en este LINK) donde se recopilan las reflexiones y trabajos desarrollados por Aduriz y su equipo, en torno a la idea metafórica de ‘la casa en el árbol’, en la copa del emblemático roble del restaurant. “A través de distintos testimonios y dinámicas de interacción, insistiremos —si nos dejan y, si no, también— en “transformar la incertidumbre en creatividad”. Y, a la vez, la creatividad ha sido la herramienta para transformar la incertidumbre.

En un comunicado enviado esta mañana desde Mugaritz (restaurante englobado en IXO Grupo, con Aduriz y Bixente Arrieta como socios principales), señala que “tras meses de incertidumbre y dudas, Mugaritz reabre sus puertas el próximo 31 de julio con la voluntad de ser más Mugaritz que nunca. Esta situación tan convulsa, que nos ha obligado a parar y a reflexionar sobre el mundo que estamos creando, nos ha servido para confirmar lo que somos y queremos ser: un espacio de búsqueda. Desde nuestras casas, hemos querido afrontar esta situación tan compleja a través de nuestra herramienta principal: la creatividad. Juntos, nos hemos refugiado en una metafórica casa en el árbol para desde este rincón, proponer retos que inviten a despertar el ingenio. Hemos compartido estos ejercicios con nuestra comunidad en las redes, con el deseo de aportar una mirada diferente hacia esta nueva realidad y los resultados pueden verse AQUÍ”. Además, reconocen cómo las emociones vividas en los últimos 3 meses a raíz de la pandemia del Covid-19 se han convertido en fuerza y fuente de inspiración para el equipo de Mugaritz. “La generosidad, el valor, la fuerza, el espíritu de comunidad con el que ha respondido la sociedad ante esta situación han sido una inspiración para nosotros y nos ha recordado que, como dice una de las frases que está siempre presente en nuestro manera de afrontar la realidad: “Lo posible de lo imposible se mide por la voluntad del ser humano””.

La fecha del 31 de julio de vuelta de Mugaritz es algo más tardía que la decidida por otros espacios top españoles, que concentran su regreso en torno a la última semana de junio y la primera de julio, con el bistresllado Les Cols arrancando mañana por ejemplo y con El Celler de Can Roca de vuelta el 23 de junio, aparte de casos excepcionales como un par de biestrellados que decidieron abrir la última semana de mayo: Skina (Marbella), el 22 de mayo, y Ricard Camarena (Valencia), el 23. En este LINK se pueden consultar fechas de reapertura de restaurantes españoles.

Para reservar una mesa en Mugaritz (el precio del menú degustación en la temporada 2020 es de 220 euros, sin incluir bebidas), se puede hacer a través de este LINK.

Fuente de las fotos: Mugaritz.

Acerca del autor



“Economista de formación y periodista de profesión, me encanta escribir y, además, comer. GASTROECONOMY nació el 30 de julio de 2011 como un pequeño proyecto personal, a los 4 meses de decidir convertirme voluntariamente en periodista ‘freelance’. Aquí escribo de lo que ocurre en el sector: cambios, novedades, estrategias, tendencias… Se trata de observar para contarlo de la forma más amena y detallada posible. La hostelería, sea un sencillo bar, una casa de comidas o un espacio de alta cocina, equivale a un relevante sector económico que se puede analizar con el mismo rigor y seriedad que cualquier otra actividad, eliminando la frivolidad que, por desgracia, sobra en los últimos tiempos en la gastronomía. A escribir aprendí y aprendo con la práctica y porque me enseñaron a hacerlo en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

No hay comentarios

Publicar un comentario