BarBas, el bar de tapas ideado por Enrique Valentí

Abierto en septiembre de 2014 en el Hotel H10 Metropolitan, en Barcelona, es un concepto de bar de tapas ‘typical Spanish’ bien ejecutado y diseñado por el madrileño Enrique Valentí.

BarBas - Gastroneconomy-6

Enrique Valentí es conocido como ‘el madrileño’ en Barcelona, donde lleva una década trabajando en el sector hostelero. Su etapa anterior fue como socio en Chez Cocó y Casa Paloma. Desde hace un año, camina en solitario con la idea de impulsar diferentes poryectps, algunos canalizados a través de su firma Algo se está cociendo. Es un perfil peculiar: cocinero, empresario, diseñador de conceptos gastronómicos, asesor y, en suma, hostelero.

BarBas - Gastroneconomy-4Uno de ellos es BarBas, espacio abierto en septiembre de 2014 en los bajos del Hotel H10 Metropolitan, en Rambla de Catalunya. ¿Qué oferta gastronómica se puede plantear en una de las zonas más turísticas de Barcelona? En lugar de idear tipismos poco cuidados desde el punto de vista culinario u optar por una carta de corte internacional, Valentí diseñó lo que él mismo define como “un ‘typical Spanish’ bien hecho”.

Tal cual. BarBas y su juego de palabras es un gran concepto: cocina cien por cien española, que da testimonio de lo más típico de la gastronomía local, en producto, recetas y, ojo, maneras. Aquí se reúnen la hora del vermú y el aperitivo con una comida o una cena basada en tapas y en compartir platos y raciones, al tiempo que se recupera el concepto de bar de marisco y un formato como la freiduría con la fritura como auténtica joya de la cocina ‘made in Spain’, a través una ‘xurrería’ como un capítulo clave de BarBas. Así lo sintetiza Enrique Valentí: “Un bar de barrio de toda la vida, con marisquería y ‘xurrería’ en el sentido de freiduría”.

El planteamiento suena muy bien, pero lo mejor es que este cocinero y su equipo lo ejecutan con fidelidad a la receta y al producto, con un gran resultado: en un espacio (65 plazas) con interiorismo firmado por Lázaro Rosa-Violán, funciona una cocina rica, con horario continuado, en una barra (con plancha a la vista) y mesas altas y bajas, a precios razonables, en una zona tan céntrica de Barcelona como Rambla de Catalunya. Y, en BarBas, no hay reinvención o reedición de ningún formato clásico, sino, más bien, recuperación o resurrección del formato de bar de tapas.

La carta

BarBas - Gastroneconomy-10‘El tapeo enlatado’ materializa el capítulo con el que se inaugura una carta (en parte, ‘ointada’ en los espejos del local) de manera realmente festiva y que se puede acompañar con vermú con sifón: Boquerones en vinagre ‘al estilo de Madrid’ (6,50 euros), Anchoas ‘hechas en casa’ (2 euros/unidad) o Mejillones en escabeche (6,50), además de ahumados y ‘marisquito’ del día. El comienzo de una visita a BarBas no acaba aquí, ya que la sección ‘Clásicos’ recuerda que hay que probar las Croquetas de ternera y jamón (2 euros/unidad), con receta aprendida por Valentí en Zalacaín, o la Ensaladilla rusa ‘como le gusta a los niños’ (6).

En todo caso, no hay que perderse guisos como las Albóndigas de ternera con sepia (13 euros), que entusiasmaron a Albert Adrià, los Macarrones (9,50) o las Lentejas estofadas (11,50). platos como la Merluza a la plancha (21 euros). La despensa tiene varias ‘vedettes’: del mostrador de marisco embutidos Joselito, Cárnicas LYO o Cerveza Damm. El precio medio puede variar de 25 a 35 euros.

¿Cuál es el papel de Enrique Valentí? Aparte de haber creado y diseñado el concepto, se encarga de la gestión del local, la cocina, los proveedores y el equipo.

DóndeWebPrecioHorario

BarBas. Rambla de Catalunya, 7. Barcelona. Tel. 93 342 75 16

De 25 a 35 euros

No cierra

[wzslider]

Acerca del autor



"Soy economista de formación y periodista de profesión. Mi vocación es escribir, casi de lo que sea. Por una promoción profesional, empecé a escribir sobre gastronomía como vía de escape y, tras unos años, es a lo que decidí dedicarme, con el portal GASTROECONOMY como principal proyecto. Me encanta comer y escribir y sostengo que, en el sector gastronómico, hay mucho que contar desde la seriedad, el rigor y la profesionalidad. La palabra 'foodie', que formó parte del subtítulo de este 'site' en sus primeros años, hoy me da alergia. En todo caso, el lujo es poder escribir, algo que me encanta y que me enseñaron a hacer en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

No hay comentarios

Publicar un comentario