El Mercado de San Miguel, un enclave gastronómico en Madrid

Esta plaza renació con la vocación de funcionar como un reflejo de la cultura gastronómica española. El arquitecto Víctor Alarcón que, junto a su mujer, se encargó de rehabilitar el edificio, explicará cómo se desarrolló el proyecto en el I Fórum Internacional para Emprendedores en Alimentación y Gastronomía, que organiza Basque Culinary Center el 3 y el 4 de febrero, en San Sebastián.

Gastroeconomy_CulinaryAction_MercadodeSanMiguel

El Mercado de San Miguel (www.mercadodesanmiguel.es) está considerado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. Este emblemático edificio, situado en pleno Madrid castizo, tiene una fascinante historia que se remonta a la época medieval. Funcionó como un mercado abierto hasta 1835, cuando Joaquín Henri llevó a cabo un proyecto para cubrir el edificio, del que sólo se ejecutaron algunas portadas. Fue en 1913 y bajo la dirección de Alfonso Dubí y Díez, cuando comenzaron las obras del proyecto definitivo para la cubierta. Tres años después, esta plaza constaba de una planta baja con estructura metálica de soportes de hierro fundido y un sótano para almacenes.

El grupo de inversores El Gastródomo de San Miguel, con el fin de resucitar su actividad tradicional, puso en marcha, en 2003, la remodelación definitiva de este mercado madrileño. Un proyecto del que tomaba las riendas el arquitecto Víctor Alarcón y que finalizó con la inauguración del nuevo mercado en 2009. El Mercado de San Miguel, situado en la plaza de San Miguel, con fachadas a la Plaza del Conde de Miranda y a la Cava de San Miguel, cuenta desde entonces con 33 exclusivos puestos.

Con la desaparición de otros mercados, el de San Miguel es el único mercado madrileño de hierro que ha llegado a nuestros días. Actualmente, se ha convertido en un Centro de Cultura Culinaria, ofreciendo calidad y frescura en los alimentos, sin renunciar a su faceta de mercado tradicional. Una comunidad de empresarios, cada uno experto en su producto, donde lo más importante es el género y la formación del consumidor. Por otra parte, el histórico mercado alberga ferias, presentaciones y cursos, y cuenta con un espacio para conferencias y conciertos, entre otras actividades culturales.

El Mercado de San Miguel se erige así como un lugar de encuentro entre profesionales, amantes de la cocina, personas que buscan información sobre el sector o, simplemente, van a hacer la compra, y da cabida a todo acontecimiento importante que suceda dentro del universo de la alimentación.

El arquitecto Víctor Alarcón que, junto a su mujer, se encargó de rehabilitar el edificio, explicará cómo se desarrolló el proyecto en el I Fórum Internacional para Emprendedores en Alimentación y Gastronomía, que organiza Basque Culinary Center el 3 y el 4 de febrero, en San Sebastián.

Volver al post principal sobre Cullinary Action!

Acerca del autor



“Nací en Vitoria, tengo 23 años y soy graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III. Decidí venir a estudiar a Madrid, ya que la ciudad me ofrecía un abanico de posibilidades que para mi carrera y el estilo de vida que quería conseguir era muy tentador. Soy una apasionada del cine, la televisión y la pintura, es decir, todo lo relacionado con el mundo de la imagen. Siempre me ha gustado la buena comida y me encanta tapear y probar cosas nuevas. Si a eso le sumas una buena compañía, la diversión está asegurada. GASTROECONOMY me parece un proyecto fabuloso que llega en un momento en el que el negocio gastronómico está despuntando en nuestro país”. ...POR QUÉ NOS GUSTA PILAR EN GASTROECONOMY: Con muchas ganas de aprender, a Pilar le encanta viajar y conocer la gastronomía propia de cada ciudad que visita de la misma manera que pasea por sus calles y entra en sus museos. Nuestra colaboradora más joven también nos ayudará a entender las claves de la transformación del paladar español y nos desvelará los gustos de la generación 2.0.

No hay comentarios

Publicar un comentario