Tickets y 41º, las tapas y cócteles de Albert Adrià

12 pistas para una ruta ‘foodie’ en Barcelona (6) / El restaurante y la coctelería materializan el espíritu de elBulli en la Ciudad Condal.

Su formato de negocio. La coctelería-snackería de Albert Adrià nació en enero de 2011 y, dos meses después, abrió en el local de al lado, Tickets, el restaurante de tapas con el que está unida por un pasillo interior. Ambos locales materializan la única vía que, en la actualidad, existe para probar la cocina derivada de la creatividad de elBulli, cerrado como restaurante el 30 de julio de 2011. Tickets es un restaurante divertido por concepto, interiorismo, detalles y cocina. En este espacio distribuido en cinco barras y varias mesas, la oferta gira en torno a las tapas bajo una concepción contemporánea. Ya es conocido como elBulli de barrio.

Mientras, 41º arrancó como una coctelería-snackería, donde se pueden probar cócteles muy bien preparados y algunos snacks históricos de elBulli. Desde el pasado octubre, el concepto ha añadido la opción de reservar para cenar un menú degustación de 41 platos a un precio de 153 euros (con IVA). Cada noche, este menú sólo se sirve para 16 clientes. En paralelo, en la barra sigue funcionando el formato de snacks y cócteles de 18.00 a 23.00 horas y, a partir de las 23.00 horas, opera sólo como coctelería.

Ambos negocios, abiertos en alianza con los hermanos Iglesias (dueños del restaurante gallego Rías de Galicia, en Barcelona) y Ferran Adrià, están sujetos a un sistema de reserva online con dos meses de antelación en el caso de Tickets y con un mes para el menú de 41º, que está realmente solicitado.

Dónde: Tickets y 41º. Paralelo, 164. Barcelona. Sólo admite reserva vía Internet: www.ticketsbar.es/en/

Precios:

Tickets: de 55 a 70 euros (precio medio)

41º: 153 euros (precio menú degustación con IVA)

Web: www.ticketsbar.es

Tickets y 41º en Gastroeconomy

Acerca del autor



Estudié Empresariales, pero siempre he trabajado como periodista, título que espero seguirme ganando cada día. Escribir es lo que más me gusta. Antes, sobre economía; y, desde hace once años, sobre gastronomía, algo que casi me inventé como vía de escape y que, al final, se convirtió en mi trabajo. En abril de 2011, decidí pasar a la vida freelance y, el 30 de julio de ese año, lancé este portal, mi bebé al que consiento y maleduco para escribir lo que me apetece. Gastroeconomy aspira a ser un proyecto mucho más rentable que su actual sostenibilidad económica, con una idea clara: ni el portal, ni sus contenidos, ni yo, estamos en venta. Es la única forma de que os fiéis de nuestro trabajo. Como siempre, ¡¡GRACIAS por leernos!! Espero seguir creyendo en este proyecto, sin perder el escepticismo, ni la capacidad de autocrítica. En Twitter, soy @mfguada”.

3 Comentarios

Publicar un comentario