Trabajo aclara que es posible ‘sacar’ parcial y progresivamente a empleados del ERTE

Un documento publicado hoy como criterio o aclaración por la Dirección General de Trabajo señala que es posible desafectar (‘sacar’) a algunos empleados del ERTE por causa de fuerza mayor (para, por ejemplo, poner en marcha un servicio de take away a partir de este lunes 4 de mayo), de forma que se puede renunciar al ERTE “de manera total o parcial, respecto de parte o la totalidad de la plantilla, y de forma progresiva”. Además, permite ‘sacar’ a algún empleado del ERTE para aplicarle una reducción de jornada. Aunque es un paso que apoya los ERTEs flexibles, este documento no deja claro si es posible devolver al ERTE a alguno de los empleados que se hubieran sacado en caso de que el negocio tarde en recuperarse. Y, desde luego, el Gobierno sigue sin aprobar la extensión de los efectos del ERTE por causa de fuerza mayor más allá del levantamiento del estado de alarma.

Una de las máximas preocupaciones del sector hostelero es la regulación sobre ERTE por causa de fuerza mayor, ya que, uno, pide que se extiendan sus efectos más allá del levantamiento del estado de alarma; y, dos, se flexibilice la normativa para permitir que el empresario pueda ‘sacar’ (desafectar) a solo algunos empleados del ERTE e, incluso, pueda volver a incluirles (afectarles) si considera que el nivel de facturación del negocio no justifica mantener el número de empleados que están fuera del ERTE. Aquí puedes leer una ‘guía’ sobre ERTE y ERE en hostelería.

Sobre este último punto, el trasfondo resultaba delicado en el cortísimo plazo, ya que el lunes 4 de mayo, con el arranque de la fase 0 del plan de desescalada, bares y restaurantes pueden abrir y retomar su actividad solo para despachar comida en ‘take away’ o recogida en sus establecimientos (sin admitir clientes dentro de sus locales), línea que se sumará a la opción del delivery (ya permitida por los decretos del estado de alarma). ¿Qué ocurre si algún hostelero quiere abrir el lunes recurriendo a solo uno o equis empleados de la totalidad de su plantilla? ¿Puede ‘sacar’ del ERTE solo a una parte?

Desafección “parcial” y “progresiva”

La Dirección General de Trabajo ha publicado hoy 1 de mayo el “Criterio sobre la aplicación de las medidas de suspensión y reducción de jornada durante la fase de desconfinamiento del estado de alarma”, que trata de aclarar estos puntos, lo que solo consigue en parte. Mientras recuerda que el objetivo de este documento de apenas tres páginas es “aclarar” la aplicación del plan de desescalada a los ERTE, concluye que “las empresas que estuviesen aplicando las medidas de suspensión o reducción de jornada [ERTEs] pueden renunciar a las mismas, de manera total o parcial, respecto de parte o la totalidad de la plantilla, y de forma progresiva según vayan desapareciendo las razones vinculadas a la fuerza mayor. Igualmente será posible alterar la medida suspensiva inicialmente planteada y facilitar el tránsito hacia las reducciones de jornada, que suponen un menor impacto económico sobre la persona trabajadora y permitirán atender a la paulatinamente creciente oferta y demanda de productos y servicios de las empresas”.

Es decir, llevado al sector hostelero, bares y restaurantes pueden ‘sacar’ progresivamente al número de personas que estimen más conveniente en cada momento y, en concreto, para el día 4 aquellos que quieran ofrecer take away, incluso dando como opción que alguna de esas personas pase a un contrato con reducción de jornada. Aunque parezca obvio, eran puntos sobre los que existían dudas (por ejemplo, se dudaba de si, al ‘sacar’ a un trabajador del ERTE para después aplicarle reducción de jornada, era necesario presentar un ERTE de nuevo).

Para cualquier otra duda, el criterio publicado hoy se remite al Real Decreto-ley 8/2020, que, según dicen, “permite responder plenamente y con el carácter dinámico preciso a las necesidades por las cuales fueron aplicadas inicialmente, dejando de hacerlo por razón de su desafectación o desvinculación sobre la actividad y la plantilla de la empresa, sin imponer nuevas y gravosas condiciones de procedimiento”. Y añade: “De esta manera las empresas pueden recuperar la totalidad o parte de su actividad si es que por las razones comentadas las personas trabajadoras vuelven a desempeñar sus tareas con carácter completo o parcial”.

Además, se trata de agilizar las “exigencias documentales y de procedimiento”, de modo que “bastará con comunicar a la autoridad laboral la renuncia a la medida autorizada o comunicada, ante una recuperación integra la actividad, y a trasladar a la entidad gestora de las prestaciones la situación de afección y desafección de cada una de las personas trabajadoras”.

¿Volver a entrar en ERTE?

Nada más, por ahora: el criterio publicado hoy es un paso que apoya en parte los ERTEs flexibles, pero no aborda la flexibilización que realmente está demandando el sector.. Es decir, la aclaración publicada no incluye mención alguna a si, en caso de que la actividad (por baja facturación) no justifique el mantenimiento de esas personas que se ha decidido desafectar del ERTE, pueden volver a incluirse en el mismo sin necesidad de solicitar un nuevo ERTE. De hecho, en las últimas semanas, algunos hosteleros no han lanzado delivery por la necesidad de apoyarse en personal que tendrían que haber sacado del ERTE, por miedo a que, si después esa línea de negocio no funcionaba, no les podían ‘retornar’ al ERTE sin necesidad de solitario de nuevo.

¿Extensión de efectos de ERTE por causa fuerza mayor?

Y, aparte de esta duda sobre la flexibilidad que supondría que el hostelero pueda desafectar (‘sacar’) a empleados del ERTE para volver a afectarlos (incluirlos) en caso de que el negocio tarde en recuperarse sin necesidad de solicitar un nuevo ERTE, queda una gran cuestión por decidir: si el Gobierno aprobará la extensión de los efectos del ERTE por causa de fuerza mayor más allá del levantamiento del estado de alarma (ahora mismo, previsto hasta finales de junio o la fase 3 del plan de desescalada). ¿Por qué es tan relevante este punto? Porque implicaría un alivio en los costes laborales para los dueños de bares y restaurantes, ya que esta modalidad de ERTE les ha permitido dejar de pagar salarios y cotización a la Seguridad Social mientras los contratos de trabajo están suspendidos durante el estado de alarma. Si termina el estado de alarma y no se extienden la opción del ERTE por causa de fuerza mayor, al hostelero le quedaría como opciones los ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ERTE ETOP), modalidad que implica mayores costes para el empresario (aquí se pueden leer más detalles); o, si no, recurrir a despidos colectivos (ERE) o individuales.

Parece que el Ministerio de Trabajo está negociando con empresarios y sindicatos para extender los efectos del ERTE por causa de fuerza mayor más allá del levantamiento del estado de alarma y que podría haber “propuesto a la patronal y a los sindicatos ampliar la exoneración de cotizaciones en los ERTE hasta agosto. El Ejecutivo plantea hacerlo de forma gradual, entre los meses de junio y agosto. El porcentaje debe negociarlo con los agentes sociales. Ahora la exoneración de cotizaciones es del 100%, para las empresas de menos de 50 trabajadores, y del 75%, con una plantilla superior a esa cifra. La exoneración de cotizaciones se aplicará desde el fin del estado de alarma y sus prórrogas, según la propuesta que el Gobierno ha presentado a la patronal y los sindicatos en su negociación sobre la prórroga de los ERTE, a la que ha tenido acceso EXPANSIÓN”, publicó el 30 de abril este diario económico. “El Gobierno advierte a las empresas que se mantiene la prohibición de despedir, aunque quiere negociar con los agentes sociales el plazo de esta prohibición. En principio, las empresas tienen que comprometerse a mantener el tamaño de la plantilla con la que se acogieron al ERTE seis meses después de finalizado éste. El incumplimiento de esta prohibición supondrá tener que devolver a la Seguridad Social la exención de cotizaciones y el coste de la prestación por desempleo consumida por sus trabajadores durante la suspensión del contrato”, recuerda EXPANSIÓN, en este artículo disponible en este LINK.

Graduación paulatina y diferenciada

En el documento publicado hoy, la Dirección General de Trabajo recuerda que “la definición concreta de las causas objetivas que integran la fuerza mayor por Covid-19, establecida en el artículo 22.1 del Real Decreto-ley 8/2020, responde así a una causa externa y perentoria cuyos efectos y ámbitos concretos son decididos en cada momento por las autoridades competentes por razones de salud pública, lo que tiene como consecuencia que las distintas medidas puedan ser aplicadas con una intensidad y graduación paulatina y diferenciada”. En todo caso, dice que “se trata por tanto de implementar una respuesta adecuada para que las empresas adopten los ajustes dinámicos necesarios que les permitan, desde diferentes puntos de partida y grados de afectación, transitar hasta un escenario de “nueva normalidad”, sostiene este departamento del Ministerio de Trabajo.

Concluye así el criterio hecho público el 1 de mayo: “En resumen, toda la normativa laboral adoptada por causa del COVID-19, cuyo pilar o eje fundamental está constituido por medidas de ajuste interno de las empresas, tiene como objetivo, por un lado mantener el empleo y proteger a las personas trabajadoras, evitando la destrucción de puestos de trabajo; por otro, flexibilizar y agilizar los mecanismos que son imprescindibles para lograrlo, evitando cargas innecesarias y estableciendo como prioridad la recuperación de la actividad laboral y la reincorporación de las personas trabajadoras a sus puestos de trabajo. Todo ello acompasado con las medidas preventivas necesarias y las decisiones que en materia sanitaria fuesen acordadas en cada momento por las autoridades competentes”.

Acerca del autor



"Soy economista de formación y periodista de profesión. Mi vocación es escribir, casi de lo que sea. Por una promoción profesional, empecé a escribir sobre gastronomía como vía de escape y, tras unos años, es a lo que decidí dedicarme, con el portal GASTROECONOMY como principal proyecto. Me encanta comer y escribir y sostengo que, en el sector gastronómico, hay mucho que contar desde la seriedad, el rigor y la profesionalidad. La palabra 'foodie', que formó parte del subtítulo de este 'site' en sus primeros años, hoy me da alergia. En todo caso, el lujo es poder escribir, algo que me encanta y que me enseñaron a hacer en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

9 Comentarios
  • enrique diaz
    Publicado a las 01:08h, 08 mayo Responder

    creo que lo de «sacar parcialmente» a los trabajadores no está tan claro. El SEPE tiene que decir algo al respecto.

  • María Del Mar Alonso Domingo
    Publicado a las 10:11h, 08 mayo Responder

    ¿Se puede sacar a un trabajador con contrato a tiempo completo, con un ERTE suspensivo, e incorporarlo a tiempo parcial? ¿Podria seguir en el erte con reduccion de jornada y trabajando a tiempo parcial?

  • Luís Carlos
    Publicado a las 16:45h, 09 mayo Responder

    Que criterio de selección tiene la empresa estando en erte para.reincorporarlo al trabajo siendo un trabajador fijo y otro de contrato cual se reincorpora antes a trabajar

  • Pilar cortes
    Publicado a las 21:22h, 09 mayo Responder

    Trabajo en el sector del metal, estamos en un erte, puede mi jefe sacarme del durante una semana?me gustaría que me aclararan en caso de salir del erte una semana y luego continuar en el erte se me retrasaría el cobrar del erte? Estamos en el erte desde el 16 de marzo pero aún no nos han pagado

  • Raúl
    Publicado a las 06:20h, 20 mayo Responder

    Trabajo en hostelería, estoy en un ERTE, somos 83 empleados, la empresa puede sacar libremente a cualquier empleado o la antigüedad supone algo…….

  • Rosa
    Publicado a las 15:52h, 20 mayo Responder

    Trabajo en comercio,con el erte han suspendido temporalmente mi contrato de jornada completa. van ha reincorporar trabajadores a media jornada..el contrato que prevalece es el que se suspendió al inicio del erte? O si firmó este de media jornada queda anulado el primero

  • Carolina Gallardo
    Publicado a las 21:45h, 21 mayo Responder

    Trabajo en una empresa de decoración con menos de 20 trabajadores y mi jefe quiere sacar solo a 3 personas del ERTE para abrir pocco a poco. Mi pregunta es si saca a 3 personas tiene que pagar el 60% de la seguridad social de todos los empleados? Me temo que no puede hacer frente a los pagos y para eso prefiero seguir en el ERTE. Gracias por contestarme

  • Natalia Benoiston
    Publicado a las 07:17h, 09 junio Responder

    Buenos dias somos dos trabajadores de hosteleria. Nos han sacado a 1 del ERTE a media jornada. Nos puede sacar a los dos a medias o el segundo ya
    a jornada completa? Gracias

  • E Alonso
    Publicado a las 18:48h, 16 junio Responder

    Buenas tardes, el día 1 de Júlio está previsto abrir el hotel donde trabajó con contrato a tiempo parcial al 25℅, el resto de la plantilla está con contrato de jornada completa. Mi pregunta es la siguiente: puede la empresa sacar del ERTE a toda la plantilla excepto a mi?
    Gracias anticipadas.

Publicar un comentario