El estreno de Cocina Hermanos Torres

Sergio y Javier Torres arrancaron hace poco más de un mes su nuevo espacio de alta cocina en Barcelona, donde cumplen con su objetivo de construir un imponente proyecto multidisciplinar cuya doble estrella deberá revalidarse en noviembre.

Son dos chefs televisivos, que casi despachan el servicio en su nueva casa como si fuera el plató donde semanalmente graban su programa “Torres en la Cocina”. Lo ‘lógico’ sería, por lo tanto, que, dada su agenda y su halo mediática, hoy no estuvieran en su restaurante de alta cocina. Pero Sergio y Javier Torres (Barcelona, 1970) están trabajando en un espacio que materializa un ambicioso proyecto, pero también el cumplimiento de un sueño ambicionado desde hace muchos años. Estamos en Cocina Hermanos Torres, la nueva sede de estos hermanos que, el pasado noviembre, obtuvieron su segunda estrella Michelin en Dos Cielos. Este último era, hasta hace un par de meses, su sede central en el Hotel Sky Barcelona, perteneciente a Grupo Meliá.

Trayectoria previa

Desde la planta 24 de este rascacielos, llevaban una década pergeñando una propuesta en la que aliaban las raíces catalanas de su abuela Catalina con sus viajes y, durante un tiempo, su estancia en Brasil, donde llegaron a abrir una sucursal llamada Eñe. Pero, en todo momento, los Torres perseguían una gran casa propia, con una referencia: el Espacio Ilusión, su taller y residencia en Barcelona, en la que fue la casa de su abuela Catalina. Justo, el peso de Catalina, con la que aprendieron a cocinar, se convirtió en obsesión con un fin: construir un gran espacio en el que cocinar y recibir a los comensales, pero también crear, aglutinar proyectos e, incluso, formar.

Retos del proyecto

Eso es, justo, Cocina Hermanos Torres, abierta hace poco más de un mes en el barrio de Les Corts. Convertida en su casa matriz, se concibe como un espacio multidisciplinar en el que, por un lado, tendrán que superar en noviembre el examen de Michelin para revalidar la doble estrella obtenida en Dos Cielos (ya cerrado y con ‘filial’ en Madrid, en el Hotel Gran Meliá Palacio de los Duques), que deberá ‘mudarse’ a un proyecto indudablemente concebido para aspirar a la triple estrella.

Y, por otro, los gemelos Torres asumen el reto de rentabilizar un ambicioso espacio que suma 800 metros cuadrados, equipo de 49 profesionales y capacidad de 40 a 60 plazas en 15 mesas (un 70% del espacio está destinado a cocinas y un 30% a clientes y un privado, bajo una inversión  de 2,5 millones de euros, acometida en un local que fue taller de neumáticos y que, tras 9 meses de obras y muchos líos para obtener los permisos, se transformó en un imponente espacio con cierto ‘look’ industrial. Luz, música y domótica completan el ambicioso proyectos, diseñado por los arquitectos Carlos y Borja Ferrater.

Así es el imponente proyecto

Tres grandes cocinas(dos de fuego y una neutra) conforman una cocina central que asume el protagonismo rodeadas del comedor, 5 partidas independientes de cocina en un lateral separadas por un cristal, un reservado, una barra con coctelería a la entrada, una zona de panadería y pastelería, la bodega y un taller, que canalizará la colaboración de los Torres con empresas e instituciones vinculadas al sector, incluida una con la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) que justifica su vocación como aula, en donde se impartirán masters en el futuro.

Sus argumentos

Estos afables gemelos, indudablemente ‘nacidos’ para la televisión, hablan de “la nave de los sueños”, “una cocina con comedor”, “un espacio multidisciplinar” que es restaurante pero también aula, “un laboratorio de innovación sostenible, tecnológico y humano”y “un nuevo centro de innovación en gastronomía, comunicación, sostenibilidad y salud”. Es, sin duda, el resultado de más de 30 años de trabajo y de los esfuerzos televisivos de los últimos años. “Muchos dicen que vendimos nuestra alma al diablo. Puede ser, pero, sobre todo, en su día aceptamos colaboraciones y ahora seguimos haciendo televisión porque es la forma de haber cumplido el sueño de abrir este sitio”, razona Sergio Torres, en conversación con Gastroeconomy.

En todo caso, los gemelos Torres están en su restaurante a diario, salvo un día a la semana que graban seguidos en un estudio varios programas desde las 7 de la mañana hasta media tarde. El resto de su agenda se centra en su gran espacio, donde cocinan en directo.

Cuentan que no quisieron estar en el centro de la ciudad y que aspiran a “contribuir a la revitalización del barrio”, mientras califican su proyecto como “una empresa de riesgo y ambición” y anuncian que Cocina Hermanos Torres se concibe como “una iniciativa global que se expanda por Europa, América Latina y los países árabes”.

La oferta

Cocina Hermanos Torres funciona con carta (tícket medio de 120 a 150 euros) y 2 menús degustación: ‘El Inicio’, la opción más larga, con 18 platos, con un precio de 150 euros (con IVA y sin bebidas; hay opción de maridaje por 65 euros); y ‘El Origen’, con 14 platos, por 135 (55 euros más con maridaje).

Los platos

Entre sus creaciones, tan técnicas como estéticas y sabrosas, el cliente empieza con el pan con aceite de Linares, en recuerdo a la abuela Catalina, originaria de la localidad jienense; además, puede probar los Lirios de verano, flor preferida de Montserrat, madre de los hermanos Torres; un sándwich de Pipas de girasol heladas, homenaje a los viajes en furgoneta con su padre; el plato de Verduras de cultivo natural, réplica de un huerto con 54 variedades con las que después elaboran granos para su Arroz de verduras, planteado como “cocina de aprovechamiento”; el Calamar fermentado, receta de inspiración japonesa; o el Cocido, homenaje a la receta madrileña que convierten en plato veraniego. De postre, Flor de almendra de leche, Ñoquis de melocotón, Nube helada de chocolate y cereza.

 

DóndeWebPrecio

Cocina Hermanos Torres. Taquígrafo Serra, 20. Barcelona. Tel. 93 410 00 20

Carta: Tícket medio de 120 a 150 euros

Menús degustación:

‘El Inicio’: 150 euros (Maridaje por 65 euros más)

‘El Origen’: 135 euros (Maridaje por 55 euros más)

Fuente de las fotos: MFG-Gastroeconomy.

Acerca del autor



"Soy economista de formación y periodista de profesión. Mi vocación es escribir, casi de lo que sea. Por una promoción profesional, empecé a escribir sobre gastronomía como vía de escape y, tras unos años, es a lo que decidí dedicarme, con el portal GASTROECONOMY como principal proyecto. Me encanta comer y escribir y sostengo que, en el sector gastronómico, hay mucho que contar desde la seriedad, el rigor y la profesionalidad. La palabra 'foodie', que formó parte del subtítulo de este 'site' en sus primeros años, hoy me da alergia. En todo caso, el lujo es poder escribir, algo que me encanta y que me enseñaron a hacer en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

No hay comentarios

Publicar un comentario