Cinco terrazas de la Puerta de Alcalá pactan su reapertura sincronizada

Si Madrid pasa a la fase 1 de la desescalada el lunes 25 de mayo, Aarde y Origen (Grupo Paraguas), Ramses y Patio de Leones (Grupo Ramses) y Cappuccino Grand Café (Grupo Cappuccino) realizarán su reapertura simultánea, tras casi dos meses y medio sin actividad. El pacto entre hosteleros que son directos competidores, bajo el lema ‘La Vida Sigue’, busca hacerse fuertes e infundir ánimos a la hostelería tocada por el parón económico y el cierre de sus locales desde el 13 de marzo por la emergencia sanitaria del Covid-19. Más allá del simbolismo de la vuelta de sus terrazas el lunes 25 a las 12 del mediodía, su acuerdo pretende “defender la reactivación de la hostelería desde una posición tan emblemática y privilegiada”.

Desde el jueves 23 de abril, la Puerta de Alcalá sí guarda luto oficial luciendo un crespón negro en recuerdo de los fallecidos a causa de la dramática pandemia del Covid-19. Muy cerca de la sede del Ayuntamiento de Madrid en el Palacio de Correos y convertida en un enclave gastronómico en los últimos años (gracias a operadores como los Grupos Paraguas, Ramses y Cappuccino), se trata ahora mismo de un símbolo de una ciudad tocada emocional y económicamente y que, tras años ganándose nuevas razones para ser visitada, afronta ahora un futuro igual de incierto que el del resto de España, con el añadido de que la capital, como toda la Comunidad de Madrid, sigue anclada en la fase 0. Desde el arranque del plan de desescalada, unos cuantos hosteleros madrileños proyectaron la reapertura de sus terrazas para San Isidro (15 de mayo), previsión que no pudo cumplirse ni esa fecha, ni el lunes 18 de mayo. Por lo tanto, ahora mismo, la única opción para bares y restaurantes de la región es ofrecer delivery y take away.

Ahora, con la esperanza de que Madrid pase a fase 1 el lunes 25 de mayo, cinco terrazas de la Puerta de Alcalá han pactado su reapertura simultánea a las 12 del mediodía de ese día. Así, los restaurantes Aarde y Origen (Grupo Paraguas), Ramses y Patio de Leones (Grupo Ramses) y Cappuccino Grand Café (Grupo Cappuccino), que bordean el emblemático monumento que fue puerta real como una de las entradas a la ciudad desde el siglo XVI, reabrirán a la vez, el mismo día, a la misma hora. Así, se unen no solo en un acto, sino en una iniciativa ideada para infundir ánimos a la ciudad  y a la hostelería, tocada por el parón económico y el cierre de sus locales desde el 13 de marzo por la emergencia sanitaria del Covid-19.

Bajo el lema ‘La Vida Sigue’, buscan lanzar desde la Plaza de la Independencia “un mensaje optimista a la sociedad en general y muy especialmente a la hostelería, uno de los gremios más afectados en la actualidad, y devolver al monumento su estatus de símbolo del progreso”.

“Devolver la energía a la ciudad”

Estos hosteleros (al frente de negocios con terrazas urbanas situadas en la acera frente a sus establecimientos con vistas a la Puerta de Alcalá) son, de hecho, directos competidores, que esta vez se unen para “devolver la energía a la ciudad”, objetivo que siempre ha perseguido Sandro Silva con su mujer y socia, Marta Seco, cuando, primero crecieron en la calle Jorge Juan (con El Paraguas —su primer local inaugurado en 2004—, Quintín y Amazónico, aparte de su taller y oficinas centrales y de Tenconten y Numa Pompilio, en calles cercanas), para instalarse hace justo un año en la Plaza de la Independencia con la apertura de Aarde, al que se unió Origen en el verano de 2019, con su terraza.

Por entonces, la Puerta de Alcalá llevaba años despachando diferentes propuestas gastronómicas, sobre todo, desde la apertura en 2007 de Ramses en un edificio de 2.000 metros, con interiorismo del francés Philippe Starck, un multiespacio de gastronomía y ocio. Desde febrero de 2019, su oferta gastronómica cuenta con el sello Arzak Instructions. Hace un año, su dueño, Jorge Llovet, abrió segunda sede: Patio de Leones, una taberna justo al lado de Ramses, en la esquina de Serrano.

“Defender la reactivación de la hostelería”

La iniciativa ha partido, de hecho, del brasileño Sandro Silva y la asturiana Marta Seco, junto con Jorge Llovet. Para ellos, es clave “la importancia de defender la reactivación de la hostelería desde una posición tan emblemática y privilegiada”, señalan Silva y Seco. Se une la terraza de la sucursal madrileña de Cappuccino, grupo de restauración con 19 locales en la Península y negocios en otros países como Suiza y Arabia Saudí. “Los cinco restaurantes han decidido ir de la mano en la entrada de Madrid en la fase 1 de la desescalada y, por ello, a las 12:00 horas del lunes 25 de mayo reabrirán sus terrazas al público con el aforo permitido por el Gobierno [un 50∞ de las mesas] y las medidas higiénicas y de seguridad interpersonal debidamente adoptadas e implantadas, pero también con un espíritu de ilusión y un ‘grito de guerra’ común: ‘La Vida Sigue’”, señalan en un comunicado. De este modo, los cinco locales que circundan la Puerta de Alcalá “reclaman para ella su estatus de monumento unitario e icono aperturista a través de la apertura de sus terrazas”. 

Así, el objetivo de los propietarios de estos negocios es “transmitir un mensaje de optimismo que va ligado a la liberación de la hostelería, motor de la economía y el turismo en nuestro país y, paradójicamente, uno de los sectores que más pronto y en mayor medida experimentaron los estragos de la pandemia”.

Con todo, estos negocios, como el resto de la hostelería española y madrileña, no lo tienen fácil para impulsar sus negocios en estos primeros momentos de vuelta a la ‘nueva normalidad’: por un lado, el aforo de las terrazas en la fase 1 está limitado al 50%, con una distancia de 2 metros entre mesas y la duda de si la clientela se animará a socializar; y, por otro, estos locales atraen tanto a madrileños, como a turistas, que ahora mismo y durante bastantes semanas o meses no visitarán Madrid, sin trafico interprovincial y con fronteras cerradas.

Pero el objetivo común de su alianza aspira a superar esos nubarrones, con el fin de devolver la energía a una ciudad como Madrid y, todavía más, contribuir con esta apertura pactada y simultánea a “la dinamización de la ciudad y la transmisión de la cultura”.

 

Acerca del autor



"Soy economista de formación y periodista de profesión. Mi vocación es escribir, casi de lo que sea. Por una promoción profesional, empecé a escribir sobre gastronomía como vía de escape y, tras unos años, es a lo que decidí dedicarme, con el portal GASTROECONOMY como principal proyecto. Me encanta comer y escribir y sostengo que, en el sector gastronómico, hay mucho que contar desde la seriedad, el rigor y la profesionalidad. La palabra 'foodie', que formó parte del subtítulo de este 'site' en sus primeros años, hoy me da alergia. En todo caso, el lujo es poder escribir, algo que me encanta y que me enseñaron a hacer en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

No hay comentarios

Publicar un comentario