Comida sobre ruedas en Melbourne: 7 pistas

Los restauradores no lo tienen fácil hoy día. ¿Como predecir la próxima tendencia en el sector? En Melbourne la respuesta para el verano australiano son los ‘foodtrucks’.

Hay imágenes que pertenecen a otro contexto e, incluso, a otros tiempos. Los ‘foodtrucks’ tan corrientes en Estados Unidos no eran parte del paisaje cotidiano de Melbourne; si existían, era algo insólito y la escena no era sino un hecho emergente. Foodies a la búsqueda permanente de novedades y restauradores que compiten por rentabilizar su inversión a la vez que ofrecen un producto de calidad capaz de generar una clientela con un alto nivel de fidelidad, así como atraer la atención de la prensa especializada, ávida no solo de nuevos sabores sino de formatos flamantes.

Estos días, en pleno verano australiano, uno puede encontrar insospechados sabores al doblar la esquina de su calle en un espacio hasta ese instante vacante, desde tacos a comida tailandesa. Las reticencias de los ayuntamientos a la hora de conceder licencias y las objeciones de negocios convencionales por lo que consideran un ejercicio de competencia desleal no han impedido la proliferación de los ‘foodtrucks’. Los procesos de aceleración en el sector, la interacción de diversos agentes con intereses convergentes, unos niveles de inversión iniciales relativamente modestos (‘lean startups’), la calidad del producto y los medios sociales han favorecido la irrupción de estos espacios en Melbourne.

Páginas como www.wherethetruck.at han facilitado la localización de estos “restaurantes itinerantes”. Las cuentas en Twitter o Facebook de estos negocios anuncian sus paradas en el día o las semanas por venir. Uno solo necesita un localizador como Google Maps para planificar un almuerzo a partir del mediodía o una cena informal a partir de las seis de la tarde.

Tom Kinsman, fundador de www.wherethetruck.at, cuando se le pregunta por la razón de ser de su pagina web, afirma que como foodies les mueve su voracidad. “Nos encanta la idea de un gran producto de calidad, barato, fácil y rápido. Es una manera impresionante para comer y socializar, y esa experiencia compartida hace la vida más divertida y sencilla”. Pero Kinsman, que, junto a su socio Xavier Verhoeven, trabaja como consultor de márketing de varios restaurantes, matiza que desde el punto de vista comercial su estrategia consiste en trabajar en colaboración con los restauradores para crear una red de interdependencia que repercuta de manera favorable en los clientes, favoreciendo la predictibilidad, accesibilidad y calidad.

En Gastroeconomy, elaboramos una lista de 7 pistas con la mejor comida de Melbourne sobre ruedas:

[wzslider]

Acerca del autor



"Nací en Madrid en 1972 y crecí en Alcalá de Henares donde me licencié en Derecho al mismo tiempo que sin saberlo me convertía en un Bartleby. Después de pasar unos años en Halmstad, Estocolmo y Uppsala, en cuya Universidad obtuve un Master en Peace & Conflict Research Studies y donde perseguí la sombra de Bergman sin suerte, me trasladé a Melbourne, donde resido en la actualidad junto a mi mujer y mi hijo llevando una vida antípoda y secreta" ...POR QUÉ NOS GUSTA DAVID EN GASTROECONOMY: David es inteligente, un lector incansable y un apasionado de la música y el cine. Nos unió el 'Doctor Pasavento' en Melbourne y nos asombró tanto por su capacidad para poder hablar de todo –o casi todo– como por su sentido del humor. Persona brillante y comprometida, madridista empedernido, frugal en sus preferencias culinarias, es una compañía inmejorable ante una copa de un buen 'Shiraz' ('Syrah') australiano. En la actualidad, es editor de la sección 'Voice' en la Organización Cultural Ondru (http://www.ondru.org/voice).

No hay comentarios

Publicar un comentario