Mama Campo, el colmado-restaurante en Chamberí

Los dueños de La Cocinita de Chamberí abren dos locales en la Plaza de Olavide, que materializan una propuesta de gastronomía ecológica, bajo una doble fórmula diferenciada en los dos espacios: tienda y comedor con una carta de platos caseros auténticos.

Gastroeconomy_MamaCampo_Restaurante1Es el nuevo enclave de la gastronomía ecológica en Madrid, con el riesgo del abuso de este adjetivo en contra y con la autenticidad a su favor. Mama Campo suma colmado y restaurante en pleno Barrio de Chamberí. Situado a un paso de la Plaza de Olavide, en la calle Trafalgar, hace unos tres años abrió La Cocinita de Chamberí, un espacio dedicado al público infantil con la idea de acercar a los niños a hábitos saludables de alimentación y, además, con la idea de la diversión en torno al buen comer: “Todo lo necesario para alimentar de forma sana y ecológica a bebés y niños.

Al lado y como un proyecto de los mismos dueños, hace poco más de un mes abrió Mama Campo (escrito sin tilde), como un colmado de productos ecológicos, una propuesta que, pocas semanas después, se amplió con un restaurante con carta de platos basados en estas materias primas. Cada formato de negocio ocupa un local diferente: la tienda se encuentra en la calle Trafalgar y, justo a la vuelta de la esquina, se ubica el restaurante, ambos bajo el mismo concepto y apuesta, con la marca Mama Campo.

Gastroeconomy_MamaCampo_Colmado2La tienda…

Hay romanticismo en la idea de “recuperar los sabores de toda la vida” y del objetivo de “fomentar el consumo de productos más sanos y naturales”, que argumentan la estrategia empresarial y conceptual de Mama Campo, pero es cierto que también hay autenticidad. O eso parece. La oferta del colmado suma productos envasados de marcas de producción ecológica u orgánica de diferentes regiones españolas, al tiempo que la tienda tiene una zona de frutería con buenas verduras, hortalizas y frutas, unas a precios razonables y otras más elevados por llegar de las manos de pequeños productores; un ‘corner’ con pan firmado por Javier Marca, dueño de Panic (panadería con sede en la calle Conde Duque, en Madrid); y buenas legumbres a granel. La tienda atiende, además, pedidos a domicilio.

Gastroeconomy - Mama Campo RestauranteDe acuerdo con este formato, los productos tienen “certificación ecológica” y son “traídos directamente de agricultores, ganaderos y elaboradores que miman sus productos y cuidan de su entorno”. Y,  además, esta despensa tiene nombre, el de sus proveedores, como señalan en el local: las hortalizas de Aurora; las patatas y puerros de Celso; las verduras de Ángel y Albano; las legumbres de Amancia y Cristina; los “huevos de las gallinas felices” de Mikel; las frutas de Tomeu; la miel de las colmenas de Antonio; la leche de Julio; los yogures y los quesos de Alfredo y Jorge; los aceites de Fernando y Consuelo; la ternera de la montaña de Marina; los pollos de Albert o el pan artesano de Javier Marca, entre otros.

… Y el comedor

En cuanto al restaurante, funciona como la extensión natural del colmado. “Esos mismos productos son los que cocinamos con mucho cariño en nuestro restaurante”, señalan en el local. “Sabores de siempre con un “puntito” actual: guisos, pucheros, cremas, ensaladas…, y unos riquísimos desayunos y meriendas”.

Gastroeconomy_MamaCampo_Restaurante4En Mama Campo, se puede disfrutar de una buena cocina casera que parece tener autenticidad. La carta suma una veintena de platos, como los ‘BajoTierras’ asados (puerros, cebolletas y patatinas (9,50 euros), los Buñuelos de bacalao (9,50), las Croqueta de cocido y un vasito de su caldo (9,50), ‘El Corral’ (huevos con jamón y nido de patatas) (12 euros), el Bacalao al pilpil (14,50) o el Pollo de corral en pepitoria (14,75). Una oferta de vinos con gracia y panes de Javier Marca, completan la propuesta, que sumará un plato del día.

En el listado de platos, se indica que “nuestros productos provienen de agricultura y ganadería ecológica certificada, salvo aquellos indicados con asterisco, como el bacalao y el salmón ahumado, que cuentan con el sello de pesca sostenible MSC”.

El tícket medio para comer en Mama Campo se sitúa entre 22 y 35 euros. La propuesta se completará con oferta de desayunos y meriendas.

Gastroeconomy_MamaCampo_Restaurante5Interiorismo y compromiso

Como otra seña de identidad de Mama Campo, está su interiorismo de diseño, bajo una apuesta por una decoración sostenible (hay que visitar el cuarto de baño del restaurante), ideada por “un gran grupo de colaboradores amigos”, que permiten a los dos espacios lucir piezas de diseñadores como Maarten Bas, Tusquets, Wow Estudio, Dirk Van der Kooij, Piet Hein Eek, La Casita de Margaux, Pablo Limón, Niks Piper, Marre Moerel, Tom Dixon, Pilar de Prada, Alvaro Catalán de Ocón, Inés Benavides, Txula Artesanía, Entic Designs o Fabrikhaus; y obras de artistas como Carlos Villoslada, Sr. García, Elena Hormiga, Caseta Mágica, Sobelman, Paulova, Eva Cruz o Jacobo Gavira

Demás de que el personal viste uniformes de Ecoalf y IOU Project y delantales de peSeta, la vajilla es de Costa Nova, las paredes y techos proceden de la cooperativa de bioconstrucción Qatay, el arte vegetal lleva la firma de Llorens & Durán, los toldos son del artesano espartero Juan Sánchez y los diseños de Loop Loop Studio. Mama Campo colabora con ONG y fundaciones como Pardo-Valcarce, Onyar La Selva, comedor social de Chamberí o Fabrics for Freedom.

Gastroeconomy_MamaCampo_Restaurante3¿Hacia una tendencia consolidada?

¿El reto? Convertir el colmado en el destino de la compra diaria de la clientela del barrio, que, en lugar de ver este espacio como un comercio gourmet, debería observarlo como una tienda para llenar a diario su cesta de la compra. Con este planteamiento y la oferta de Mama Campo, Madrid se alinearía con costumbres (es decir, tendencias ya consolidadas) en ciudades como París, Londres o Nueva York. Si, en cambio, comprar en espacios como este local de Chamberí o sentarse en su restaurante se convierte en algo ‘cool’ limitado a una clientela moderna, la capital no avanzaría, ni cuajarían de verdad este tipo de apuestas. Ahora, La Cocinita y Mama Campo suman un pequeño ‘conglomerado’ de la gastronomía ecológica en el Barrio de Chamberí, con triple formato de restaurante, colmado y espacio infantil. Si insisten en dar rico y sano de comer y en defender una oferta honesta y sin precios excesivos, el concepto se asentará y funcionará.

DóndeWebPreciosHorario

Mama Campo. Colmado. Trafalgar, 22. Madrid. Tel. 91 622 75 16

Mama Campo. Restaurante. Plaza de Olavide. Madrid. Tel. 91 447 41 38

Restaurante: De 22 a 35 euros

Cierra los domingos por la tarde / noche

Fuente de las fotos: Mama Campo y MFG-Gastroeconomy.

[wzslider]

Acerca del autor



"Soy economista de formación y periodista de profesión. Mi vocación es escribir, casi de lo que sea. Por una promoción profesional, empecé a escribir sobre gastronomía como vía de escape y, tras unos años, es a lo que decidí dedicarme, con el portal GASTROECONOMY como principal proyecto. Me encanta comer y escribir y sostengo que, en el sector gastronómico, hay mucho que contar desde la seriedad, el rigor y la profesionalidad. La palabra 'foodie', que formó parte del subtítulo de este 'site' en sus primeros años, hoy me da alergia. En todo caso, el lujo es poder escribir, algo que me encanta y que me enseñaron a hacer en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

2 Comentarios
  • Mama Campo, restaurante y colmado en el centro de Madrid
    Publicado a las 03:27h, 21 septiembre Responder

    […] Si pasas por Chamberí, no te lo pierdas. Los toldos de esparto son obra de Juan Sánchez. La puerta está custodiada por arbolitos, entre ellos un limonero de plantación ecológica. Fotos: Manolo Yllera. Vía: Gastroeconomy.  […]

  • Javier
    Publicado a las 22:45h, 02 febrero Responder

    La salud SI tiene precio y es un 10% mas o menos alto o superior. Enhorabuena ! Con estas iniciativas pa que queremos farmacias.

Publicar un comentario