Rocambolesc o los ‘helados Roca’

Lista ‘Gastroeconomy’ de 10 heladerías/ Rocambolesc (Girona)

Desde el punto de vista empresarial, se puede decir que es la primera ‘segunda marca’ de la familia Roca. Joan, Josep y Jordi Roca firman un triángulo familiar que lidera El Celler de Can Roca (en el barrio de Taialà, en Girona), posicionado como segundo mejor restaurante del mundo según el ránking ’50 Best Restaurants in the World’, publicado por la revista británica ‘Restaurant’. Por este establecimiento, comenzó a circular hace unos meses un carrito con look circense de dulces que se ofrecen con los postres al comensal. Aquello era el origen de Rocambolesc, una heladería que abrió en el centro de Girona el pasado abril. Es el proyecto de Jordi Roca, el menor de la familia y el pastelero de esta saga.

A este local de 30 metros cuadrados llegan a diario los helados elaborados en El Celler de Can Roca, que se sirven a través de una curiosa maquinaria por el método ‘soft’, “un sistema aparentemente industrial que encierra una técnica perfecta”, según Jordi Roca. Naranja, miel y flores; chocolate; ‘láctico’; sandía; manzana al horno o vainilla son algunos de los sabores de una oferta que tiene vocación de ser limitada para así garantizar una calidad perfecta y que se irá cambiando por temporada. Los helados (con precios de 2,75 a 8,75 euros) se venden en tarrinas, en cucurucho de barquillo o para llevar y, además, se pueden acompañar de diferentes ‘toppings. De hecho, cada uno tiene su propia receta, aunque “el cliente siempre puede elegir la combinación que desee”, aclara Alejandra Rivas, una repostera mexicana al frente de Rocamolesc y mano derecha de Jordi Roca.

En Rocambolesc, también se venden lo que Jordi Roca denomina “postres Ikea” para llevar y montar en casa, como el Postre Láctico (16,80 euros), presentado en una caja que incluye helado de leche de oveja, algodón de azúcar y tres mangas para adornar el plato. Además, hay vinos para acompañar los helados (con precios de 10 a 40 euros); ‘Núvol de Llimona’, un perfume concebido a partir de un postre por el menor de los Roca; botes de caramelos artesanos (de 4,30 a 8,90 euros) fabricados por los Roca con el sistema de Papabubble (las tiendas de Barcelona) y los libros de la familia Roca.

[nivo_slider source="post" link="image" size="500x300" limit="10" effect="fade" speed="600" delay="3000"]
DóndeWebPrecios

Rocambolesc. Santa Clara, 50. Girona. Tel. 972 416 667

  • Cornetes: 2,75 y 3,30 (con ‘toppings’)
  • Tarro de ‘toppings’: 5 euros
  • Tarrina pequeña: 3,75 euros
  • Tarrina grande (400 mililitros): 8,75 euros

Más información en Gastroeconomy:

Volver al tema principal

Acerca del autor



Estudié Empresariales, pero siempre he trabajado como periodista, título que espero seguirme ganando cada día. Escribir es lo que más me gusta. Antes, sobre economía; y, desde hace once años, sobre gastronomía, algo que casi me inventé como vía de escape y que, al final, se convirtió en mi trabajo. En abril de 2011, decidí pasar a la vida freelance y, el 30 de julio de ese año, lancé este portal, mi bebé al que consiento y maleduco para escribir lo que me apetece. Gastroeconomy aspira a ser un proyecto mucho más rentable que su actual sostenibilidad económica, con una idea clara: ni el portal, ni sus contenidos, ni yo, estamos en venta. Es la única forma de que os fiéis de nuestro trabajo. Como siempre, ¡¡GRACIAS por leernos!! Espero seguir creyendo en este proyecto, sin perder el escepticismo, ni la capacidad de autocrítica. En Twitter, soy @mfguada”.

1Comment

Publicar un comentario