Cakes & Bubbles o las 40.400 ‘cheesecakes’ que Albert Adrià vende al año en Londres

El formato de café-pastelería-bar de champán del segundo mejor cocinero del mundo —y uno de los más influyentes  de la gastronomía contemporánea— cumplió cinco años el pasado noviembre. Desde Cakes & Bubbles, Albert Adrià ‘inunda’ Regent Street con 40.422 ‘cheesecakes’ al año, es decir, unas ventas de unas 111 al día. Es uno de los postres ya icónicos de la oferta de recetas dulces que el chef propone en su negocio londinense, que recibió 86.512 clientes en 2023.

Los datos de ventas de esta creativa tarta de queso, con aspecto exterior de queso e interior cremoso, avalan su éxito: en 2023, se vendieron un total de 40.422 ‘cheesecakes’, de las que 28.988 correspondieron a ‘set menus’ y postres independientes dentro del local y 11.434 a ‘take away’. Es decir, una media de 111 tartas al día.

En Regent Street, a la altura de Picadilly, circulan exactamente 40.422 ‘cheesecakes’ al año. Al menos, con la receta y el sello de Albert Adrià, que despacha estas creativas tartas de queso en Cakes & Bubbles, formato de pastelería-café-bar de champán que abrió en el otoño de 2018 en el bajo de Hotel Café Royal. Se trata del proyecto londinense del chef catalán, propietario de Enigma y posicionado como segundo mejor cocinero del mundo en la lista ‘The Best Chef Awards’ 2023.

Aunque Albert Adrià ya destacó hace más de dos décadas como pastelero, su trayectoria ha sido amplia y diversificada, tanto que de elBulli pasó a montar Inopia, considerado el primer ‘gastrobar’ con su formato de tapas, y, más tarde, a crear elBarri, paraguas bajo el que aglutinó diferentes modelos de negocio —del modelo de tapas creativas Tickets a la vermutería Bodega 1900— con los que creó un auténtico barrio gastronómico en el Paralelo. Funcionó de 2011 a 2020 hasta la pandemia, que se saldó con la disolución de elBarri y un cambio de tercio para el chef, que en Barcelona solo mantiene Enigma —restaurante al 100% de su propiedad desde su apertura en 2017—, además  de participar en Taco Méndez, taquería ‘pop-up’ abierta con Paco Méndez (Come) el pasado otoño que, por ahora, funciona hasta marzo.

“Quiero dar las gracias a todo el equipo por el titánico esfuerzo para reconvertir el Enigma del primer trimestre, un proyecto con rumbo desconocido, al Enigma con el que acabamos este año, una apuesta seria para convertir al restaurante en un referente de la cocina de este país”, señaló el chef vía Instagram a finales de 2023. Aquí puedes leer una entrevista con Albert Adrià en 2023, en la que explica la evolución del nuevo Enigma.

El origen de Cakes & Bubbles

Fuera de España —además de actuar como asesor en Mercado Little Spain, de José Andrés, en Nueva York—, es autor del concepto Cakes & Bubbles. En realidad, este proyecto partió de una propuesta planteada en 2016 por Café Royal, cuando el cocinero se instaló el hotel londinense con el ‘pop up’ bautizado como ‘50 Days by Albert Adrià’.

Tras esta experiencia de restaurante efímero, los dueños del hotel le propusieron abrir un espacio permanente. “Pensé que lo mejor era montar una pastelería; no tiene sentido aspirar a abrir en Londres un restaurante cuando tengo la obligación moral de estar en mi casa, que son los establecimientos de elBarri en Barcelona”, explicaba el chef en el otoño 2018, días antes de inaugurar Cakes & Bubbles.

Así, surgió un innovador concepto que alía pastelería y vinos espumosos, con doble función de café para degustar ‘in situ’ los postres de un chef considerado ya leyenda de la gastronomía y, además, de la pastelería —en 2015, ganó el título como Mejor Pastelero del Mundo otorgado por ‘The World’s 50 Best Restaurants’— y, a la vez, como tienda para comprar sus recetas dulces.

“The ‘Cheese Cake’ since 2015”, de Tickets a Londres

En noviembre de 2023, Cakes & Bubbles cumplió cinco años bajo ese formato de café-pastelería y bar de champán, donde se pueden probar a cualquier hora los 365 días del año postres ya icónicos de Albert Adrià, como ‘The Rose’, el ‘Passion Golden Egg Flan’ o los ‘Cakes & Bubbles Corks’ —corchos de diferentes sabores—.

Pero, sobre todo, hay un icono en su carta: “The ‘Cheese Cake’ since 2015” o, lo que es lo mismo, “el famoso postre creado en el restaurante Tickets in 2015”, como detalla la carta. 

La ‘cheesecake’ es un auténtico superventas que se puede pedir en las mesas de Cakes & Bubbles, como postre independiente (por 15 libras) o en versión mini dentro del ‘Sweet Afternoon Bubbles Menu’ —un menú degustación dulce—, además de despacharse en ‘take away’, con su caja y bolsa a medida. Se trata de una receta elaborada con queso Baron Bigod, avellanas y chocolate blanco.

Los datos de ventas de esta creativa tarta de queso, con aspecto exterior de queso e interior cremoso, avalan su éxito: en 2023, se vendieron un total de 40.422 ‘cheesecakes’, de las que 28.988 correspondieron a ‘set menus’ y postres independientes dentro del local y 11.434 a ‘take away’. Es decir, una media de 111 tartas al día.

“The ‘Cheese Cake’ since 2015” tiene significado incluso empresarial: aparte de sus ventas, es una de las escasas creaciones del desaparecido Tickets que sigue vigente en la carta de un negocio operativo de Albert Adrià.

La carta de Cakes & Bubbles

¿Cómo es la carta de Cakes & Bubbles? Con indicación de las calorías de sus recetas dulces, la carta arranca con apartado de ‘Nuevos Postres’ anuncia las últimas creaciones dulces incorporadas a la oferta del local londinense, con opciones como como los Gajos de naranja con cristales de balsámico, la Tarta de chocolate y fruta de la pasión o el ‘Waffle’ de yuzu y chocolate, además de una versión del ‘scone’ —típicos panes ingleses— o un ‘Plum cake’ vegano de limón.

Algunos helados, ‘Sweet Bites’ —como la rosa o los corchos— y apartado de tartas —como la ‘cheesecake’, una clásica tarta de queso vasca y otra de limón— completan la carta en cuanto a postres individuales, que tienen precios de entre 5 y 16 libras por unidad.

La oferta se completa con el ‘Sweet Afternoon Bubbles Menu’, un set menú, casi menú degustación, con un precio de 50 libras, basado en una sucesión de postres de Albert Adrià. Se puede añadir maridaje de tres copas de vino (99 libras) o una copa de ‘Veuve Clicquot Brut’ (65).

Disponible a cualquier hora del día, por las tardes casi equivale a un ‘Afternoon Tea’. Se basa en tres pases. El primero es una bandeja de tres pisos con dulces como ‘The Scone’, el corcho, los gajos de naranja, la tarta de limón, la ‘Baklava’ de pistacho o el flan de huevo. El segundo es ‘La Rosa’, de lichi, frambuesa y agua de rosas. El tercero es, cómo no, la famosa ‘Cheesecake’.

En cuanto a la oferta líquida, suma chocolates, zumos, tés y una selección de champán, cavas, espumantes y vinos.

Es este mismo espacio, opera también una carta de café ‘non stop’ para comer de manera ‘casual’ a cualquier hora del día platos de la cocina de Café Royal, con la opción de añadir postres de Albert Adrià.

El equipo de Cakes & Bubbles

Albert Adrià viaja periódicamente a Londres para supervisar Cakes & Bubbles, igual que tres piezas claves de su equipo: Patricia Lugo, Hugo Rangel y Alfredo Machado. Al frente del equipo en Londres, están la griega Sofia Chatzistergiou como ‘maître’ de Cakes & Bubbles y Louis Hall como jefe de pastelería —además, Loic Carbonnet es jefe de pastelería del Hotel Café Royal—.

¿Cuántos clientes atiende Cakes & Bubbles al año? En 2023, 86.512 en los 365 días al año que este negocio abre. Es decir, una media de 237 al día. Por cierto, aceptan reservas, algo recomendable, ya que especialmente por las tardes llega a formarse cola para conseguir una de sus mesas para merendar dulce con la visión de uno de los chefs más influyentes de la gastronomía contemporánea.

Cakes & Bubbles. Hotel Café Royal. 68, Regent Street. Londres W1B 4DY. Tel. +44 207 406 3333. www.cakesandbubbles.co.uk

Fotografías de Laszlo Sifter y Nic Crilly-Hargrave.

Acerca del autor



“Economista de formación y periodista de profesión, me encanta escribir y, además, comer. GASTROECONOMY nació el 30 de julio de 2011 como un pequeño proyecto personal, a los 4 meses de decidir convertirme voluntariamente en periodista ‘freelance’. Aquí escribo de lo que ocurre en el sector: cambios, novedades, estrategias, tendencias… Se trata de observar para contarlo de la forma más amena y detallada posible. La hostelería, sea un sencillo bar, una casa de comidas o un espacio de alta cocina, equivale a un relevante sector económico que se puede analizar con el mismo rigor y seriedad que cualquier otra actividad, eliminando la frivolidad que, por desgracia, sobra en los últimos tiempos en la gastronomía. A escribir aprendí y aprendo con la práctica y porque me enseñaron a hacerlo en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

No hay comentarios

Publicar un comentario