La hostelería madrileña deberá ajustarse a un aforo del 60% desde el 21 de junio

Para el estreno de la ‘nueva’ normalidad este domingo 21 de junio, a la que la región salta desde la fase 2 sin pasar por la 3, Madrid fijará un aforo máximo del 60% en el interior de bares y restaurantes y del 80% en terrazas; a partir del 6 de julio, los aforos pasarán al 75% y al 100%, respectivamente. Además, desde el domingo, podrán empezar a funcionar las barras cumpliendo con un 1,5 metros de distancia entre clientes o grupos de clientes.

A las 00:00 horas del 21 de junio , acaba el estado de alarma en España y arranca la llamada ‘nueva’ normalidad, equivalente a un intento vuelta a una —por ahora, imposible— rutina, tras 3 meses y una semana de limitaciones de todo tipo.  Pero esas limitaciones todavía continuarán, según reguló hace 10 días el Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19. Para la hostelería se traduce en 1,5 metros de distancia de seguridad entre mesas o entre clientes en una barra, con la opción de que las autonomías puedan fijar topes en los aforos (AQUÍ se puede leer el detalle).

Eso es lo ha decidido hoy la Comunidad de Madrid, que mantendrá restricciones en diversos ámbitos hasta que el Gobierno central levante la alerta sanitaria, aún vigente. Para ello, la región ha establecido dos fases, de las que la primera se extiende hasta el 6 de julio, con una medida que tiene repercusión directa en la hostelería, al limitar al 60% el aforo interior de establecimientos, que, a partir de esa fecha, subirá hasta el 75%, sin que se sepa todavía cuándo podrá recuperarse el 100%.

En la fase 2 (hasta mañana sábado 20 incluido), la hostelería madrileña ha podido funcionar con un 50% de aforo máximo de sus comedores y un 75% de sus terrazas y sin barras operativas.

Hoy, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha anunciado las medidas concretas que regularán los aforos de la hostelería a partir del domingo 21 de junio. Por un lado, 

En la primera fase, del 21 de junio al 5 de julio, bares y restaurantes podrán funcionar con un aforo máximo del 60% en su comedor interior y del 80% en la terraza. A partir del 6 de julio, los aforos se incrementan y se sitúan en un 75% en el interior de los establecimientos y del 100% en las terrazas; además, desde esta fecha, se aceptarán grupos de hasta 25 personas en una mesa.

Además, bares, restaurantes y cafeterías ya podrán ofrecer servicio en barra (opción que se estrenó en España en las regiones que ya están ahora en fase 3, por la que Madrid no ha pasado, al saltar directamente de la fase 2 a la ‘nueva’ normalidad). En las barras, los clientes deberán cumplir el 1,5 metros como distancia de separación entre ellos o entre grupos de clientes.

Por últimos, discotecas y locales de ocio nocturno seguirán cerrados hasta el 6 de julio, fecha en la que reabrirán en las condiciones que se fijen por la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y que parece que inhabilitarán las pistas de baile

Fuente de la foto: Casa Salvador, que reabre el 1 de julio.

Acerca del autor



“Economista de formación y periodista de profesión, me encanta escribir y, además, comer. GASTROECONOMY nació el 30 de julio de 2011 como un pequeño proyecto personal, a los 4 meses de decidir convertirme voluntariamente en periodista ‘freelance’. Aquí escribo de lo que ocurre en el sector: cambios, novedades, estrategias, tendencias… Se trata de observar para contarlo de la forma más amena y detallada posible. La hostelería, sea un sencillo bar, una casa de comidas o un espacio de alta cocina, equivale a un relevante sector económico que se puede analizar con el mismo rigor y seriedad que cualquier otra actividad, eliminando la frivolidad que, por desgracia, sobra en los últimos tiempos en la gastronomía. A escribir aprendí y aprendo con la práctica y porque me enseñaron a hacerlo en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

1Comment

Publicar un comentario