Culinary Action! Valencia 2016: 10 conclusiones para emprendedores

Un resumen del taller con emprendedores gastronómicos, organizado por Basque Culinary Center, el pasado 27 de septiembre de 2017.

10 CONCLUSIONES SOBRE CULINARY ACTION! VALENCIA 2016

gastroeconomy_culinaryactionvalencia2016

  1. Un negocio de alta cocina no solo aborda el lanzamiento de segundas marcas para contribuir a la sostenibilidad económica de la sede central, sino también para rentabilizar y democratizar el conocimiento, el talento del equipo y la creatividad gastronómica, que pueden aplicarse a otros formatos de corte más informal.
  1. Dentro de un grupo de restaurantes, puede ser positivo crear una independencia en la gestión de cada local o tipo de locales, para, por ejemplo, diferenciar la gestión de un espacio de alta cocina y de los conceptos ‘casual’.
  1. Aparte de decidir el formato de negocio en cuanto a la oferta, la decisión sobre el horario es clave y debe estar en función del mercado en el que se ubica el local; además, hay que tener en cuenta que un hándicap de una cocina que no cierra es que apenas tiene tiempo para la producción.
  1. Parametrizar un negocio hostelero ayuda a ordenar la gestión, pero, a cambio de estandarizar, se puede perder algo de calidad.
  1. Cuando empieza el inmovilismo en un negocio, es cuando comienza a fraguarse el fracaso. Es decir, cuando en un negocio se piensa que todo se está haciendo bien y no se considera que hay que cambiar nada, es cuando probablemente se fracasa.
  1. A la hora de buscar socios para un negocio, es muy difícil vender algo cuando aún no existe y, por lo tanto, es complicado que un inversor ponga dinero en un proyecto que solo está en la cabeza del emprendedor.
  1. Hay que estabilizar los restaurantes porque todas las aperturas siempre generan un boom y el reto es hacer sostenible el negocio a medio y largo plazo.
  1. Lo ideal es que la creatividad gastronómica esté ligada con la creatividad en el diseño del formato de negocio para conseguir un equilibrio en la gestión y, en todo caso, la creatividad gastronómica debe ser rentable.
  1. Es clave aprovechar las sinergias dentro del equipo de un restaurante, en el que sus profesionales deben ser considerados también como sus primeros clientes.
  1. Los empresarios que tienen éxito no se lo plantean como un objetivo, sino como un proceso continuo que nunca culmina.

Acerca del autor



“Economista de formación y periodista de profesión, me encanta escribir y, además, comer. GASTROECONOMY nació el 30 de julio de 2011 como un pequeño proyecto personal, a los 4 meses de decidir convertirme voluntariamente en periodista ‘freelance’. Aquí escribo de lo que ocurre en el sector: cambios, novedades, estrategias, tendencias… Se trata de observar para contarlo de la forma más amena y detallada posible. La hostelería, sea un sencillo bar, una casa de comidas o un espacio de alta cocina, equivale a un relevante sector económico que se puede analizar con el mismo rigor y seriedad que cualquier otra actividad, eliminando la frivolidad que, por desgracia, sobra en los últimos tiempos en la gastronomía. A escribir aprendí y aprendo con la práctica y porque me enseñaron a hacerlo en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

No hay comentarios

Publicar un comentario