Los dueños de Deluz y Cía. ponen en marcha El Súper de los Pastores

La familia cántabra Zamora, propietaria del grupo hostelero Deluz y Compañía (con locales como El Machi, La Caseta de Bombas, La Carmencita o Celso y Manolo), estrenan proyecto en la era post Covid-19 diversificando con una cadena de supermercados de barrio, que arranca con 2 locales en Cantabria, donde sumará en breve 7 más, y con el plan de llegar a Madrid en los próximos meses. Los productos “eco, artesanales y de kilómetro cero” de más 150 pequeños productores se colocan en los lineales de El Súper de los Pastores, bajo un modelo de tiendas físicas y online. Lejos de una fórmula elitista de oferta gourmet, propone llenar la cesta de la compra con este mensaje: “Compra poco, compra rico, compra sano y compra directo”. Además, añade a su oferta platos preparados para llevar a casa.

Mientras reabren sus restaurantes de Santander (Deluz, El Machi, La Caseta de Bombas y El Italiano), posponen a septiembre la vuelta de sus negocios de Madrid (La Carmencita, Celso y Manolo, La Vaquería Montañesa y Café Ángelica) y digieren un parón hostelero que tienen clarísimo que está teniendo y tendrá duras consecuencias para el sector, los dueños del grupo hostelero Deluz y Compañía han optado por poner en marca un nuevo proyecto: El Súper de los Pastores.

Se trata de una cadena de supermercados de barrio, que arranca con 9 locales en Cantabria, con la idea de llegar a Madrid en los próximos meses y que basa su oferta en un portfolio de referencias de pequeños productores, no solo de cercanía, sino de diferentes puntos de España. “Llevábamos tiempo dándole vueltas a qué hacer para mejorar el sistema de venta y la logística relacionada con la comercialización de productos de pequeños productores, que suelen tenerlo más difícil para llegar al consumidor final y a la hostelería”, razona la familia Zamora, que diversifica así de la hostelería (sector en el que entró hace 14 años con la apertura de Deluz como su primer restaurante en Santander) a la comercialización de productos de alimentación y bebidas.

Formato de supermercado de barrio»

Estrenado en plena era post Covid-19, es un proyecto en parte gestado o, al menos, materializado durante el parón por el Covid-19, que generó graves problemas a muchos productores para dar salida a su producción. “Durante las semanas del confinamiento, fue cuando dimos forma al proyecto y lo impulsamos. Creemos que ahora tiene más sentido que nunca”, cuenta Carlos Zamora, cofundador y socio con su familia de Deluz y Compañía, grupo hostelero cántabro, y de El Super de los Pastores. «Durante la crisis de la Covid-19 cientos de pequeños productores artesanales se han quedado des- colgados de la cadena alimentaria que abastece España. Tras cuatro meses, muchos de ellos solo ven- den entre un 30% y un 40% de lo que vendían habitualmente. El cierre temporal de los negocios de hostelería, sumado a la dificultad que tienen para introducirse en las grandes superficies comerciales, ha hecho que desciendan sus ven-tas, pero sin parar la agricultu-ra no tienen un botón de apagado y otro de encendido».

El Super de los Pastores acaba de arrancar estos días con dos primeros locales en Santander. “Con una baja inversión con la que hemos convencido al banco y una sencilla reforma de los locales para convertirlos en supermercados, queremos poner en marcha un negocio que facilite la venta de productos de pequeños productores a un precio justo para ellos y razonable para el cliente, que no solo puede ser particular, sino que también pretendemos llegar a la hostelería y que hosteleros y cocineros compren en estos supermercados de barrio”, detalla Zamora. De hecho, «El Súper de los Pastores se ha convertido en mayorista para poder dar servicio a los restaurantes y bares, a los hoteles o a los catering de colectividades», de modo que «el hostelero podrá comprar en El Súper de los Pastores conociendo con transparencia los costes que tiene la cadena alimentario y con la información completa de lo que recibe el productor, y lo que implica el transporte y la logística», añaden desde el grupo.

 

Productos ecológicos, no gourmet

Con la idea de proponer “una nueva forma de alimentarse y de comprar” y de “conectar el campo con la ciudad”, El Súper de los Pastores reúne los productos “ecológicos, artesanales y de kilómetro cero” de más 150 pequeños productores, que coloca en los lineales de sus tiendas bajo un formato de supermercado de barrio, que primero barajó funcionar vía online-app y que, finalmente, ha arrancado con tiendas físicas, aparte de venta online vía web. 

Parece, eso sí, que esta especie de ‘grocery’ o tienda de comestibles de productos llegados de pequeñas fincas o granjas quiere huir del adjetivo gourmet y de plantear un formato elitista al potencial consumidor, al que quiere acercarse como un concepto para su compra cotidiana. Se trata de llenar la cesta de la compra, con “carnes ecológicas de las montañas de Cantabria, pescados de la lonja de Santander, frutas o verduras”. Así, el mensaje es común para todos los locales: “Compra poco, compra rico, compra sano y compra directo”.

De la cesta de la compra a los platos preparados

Los productos eco, de proximidad y con origen artesanal conforman su oferta. “En El Súper de los Pastores encontrarás fruta recién cogida del árbol de 10 de nosotros, que sabe como la que comíamos cuando éramos pequeños; verduras de temporada llenas de vitaminas, de 20 huertas sin productos químicos; pollo, ternera y cerdo ecológicos en pequeñas barquetas para que cocines cada día lo que más te apetezca; pescado limpio sin espinas, en lomitos, de la lonja de Santander, con el nombre del barco que lo ha pescado; café recién tostado; 30 vinos; yogures de alta montaña y 20 quesos de pequeños pastores que te harán feliz con el pan de leña que nos hace el paradero; además de los básicos de cualquier despensa española; desde un arroz de quinta generación de La Albufera, pasando por el mejor pimentón y una legumbre de Valderredible de las que reconfortan en invierno y en verano”, ha detallado Carlos Zamora en sus redes sociales.

El proyecto suma una línea de negocio más: una propuesta de 14 recetas de platos preparados para llevar a casa, despachados por ración o media ración.

Y hay una línea de negocio más, ya que los pequeños productores abren sus casas para recibir clientes que podrán visitarlos, dentro de un abanico de experiencias que figurarán en la web de El Súper de los Pastores, como «pastorear un rebaño de ovejas en Polaciones, aprender cómo se elabora el queso pasiego, conocer el viñedo donde más tarde se vendimia de toda España o entender cómo funciona la agricultura ecológica conociendo una huerta Navarra que alberga unas de las mejores verduras del país».

Plan de aperturas

El 1 de julio, inauguró las dos primeras tiendas en Santander (“en Canalejas, llegando al Alto Miranda, y en Avenida de los Infantes, pasando San Roque”). A ellas se sumarán otras 7 entre la semana que viene y la siguiente, en diferentes barrios de Santander, aparte de en Comillas, Loredo y Suances. Calculan una creación de empleo para unas 30 personas. La proyección de facturación del proyecto hasta finales de 2020 es de tres millones de euros. «El Súper de los Pastores es un proyecto sostenible que ayuda a fijar población y a combatir la destrucción de empleo en el me- dio rural, sin intermediarios y con precios justos, siempre con el sello de la transparencia y cumpliendo desde su nacimiento algunos de los Objetivos de Desarrollo Sos- tenible de la Agenda 20-30 como la mejora de la nutrición, el apoyo a la agricultura sostenible, un crecimiento económico sostenido o conseguir ciudades más inclusiva», señalan desde Deluz y Compañía.-

Además, después del verano, la idea es llevar a Madrid El Super de los Pastores: por un lado, una zona de La Vaquería Montañesa acogerá una sede; y, por otro, se abrirán locales bajo este formato de supermercado de barrio.

Contacto: hola@elsuperdelospastores.com

Web de El Super de los Pastores e Instagram de El Super de los Pastores

Fuente de las fotos: redes sociales de El Super de los Pastores.

Acerca del autor



"Soy economista de formación y periodista de profesión. Mi vocación es escribir, casi de lo que sea. Por una promoción profesional, empecé a escribir sobre gastronomía como vía de escape y, tras unos años, es a lo que decidí dedicarme, con el portal GASTROECONOMY como principal proyecto. Me encanta comer y escribir y sostengo que, en el sector gastronómico, hay mucho que contar desde la seriedad, el rigor y la profesionalidad. La palabra 'foodie', que formó parte del subtítulo de este 'site' en sus primeros años, hoy me da alergia. En todo caso, el lujo es poder escribir, algo que me encanta y que me enseñaron a hacer en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

3 Comentarios
  • Pedro López
    Publicado a las 17:55h, 02 julio Responder

    Me parece una muy maravillosa iniciativa, os deseo todos los éxitos posibles y la mejor de las expansiones.

  • Miryan Estivariz Garcia
    Publicado a las 17:22h, 03 julio Responder

    Desde Burgos también os deseamos mucho éxito con el proyecto que pinta estupendo y exitoso y espero poder degustar sus productos en mi tierra. Me brindo a ayudarles en la expansión.

  • Violeta L. Valdor
    Publicado a las 09:36h, 04 julio Responder

    Maravilloso proyecto para avanzar en una vida más sana, de colaboración y sostenimiento vecinal. El poder del consumidor es profundamente transformador. Auguro y deseo un gran éxito.

Publicar un comentario