Arzak 2018, el homenaje histórico de 23 cocineros

Con Ferran Adrià y Martín Berasategui como compañeros de mesa y en una cita convocada por Dani García en su casa madre del Hotel Puente Romano, en Marbella, Juan Mari Arzak fue homenajeado en una cena histórica, con un menú de 21 platos, con versiones de sus platos emblemáticos o creaciones que reflejan el ‘sello Arzak’.

A ritmo de tamborrada (el propio Arzak la dirigió en la plaza central del Hotel Puente Romano, en Marbella), se escribió un pequeño capítulo de la historia gastronómica española e internacional. Un grupo de 23 chefs rindió homenaje anoche al que consideran como ‘padre espiritual’, ‘hermano’, ‘maestro’, ‘patriarca’ o ‘consejero’ y quien, además, luce el estrellato más duradero y veterano del mercado culinario: Juan Mari Arzak (San Sebastián, 1942) logró su primera distinción de la Guía Michelin en 1974, hasta sumar en 1989la tercera, que mantiene en la actualidad. Protagonista clave en el movimiento de la ‘Nueva Cocina Vasca’, tercera generación de un negocio familiar fundado por sus abuelos como una taberna en 1897 (en el que su hija Elena Arzak cumple la cuarta generación) y una de las referencias indiscutibles de los chefs de las últimas generaciones, Arzak agradeció el homenaje, con una condición: lo de anoche fue una fiesta, nada de emplear la palabra ‘homenaje’.

Con una edad media comprendida entre los 40 y 50 años (algunos unos pocos más), estos 23 chefs acudieron a la llamada del biestrellado Dani García, que celebró así la quinta edición de ‘A 4 Manos’, en la que, aparte de cocinar junto a colegas, rinde tributo año a año a una figura clave de la cocina (como el español Ferran Adrià, el francés Joel Robuchon o el japonés Nobu). Este año, le tocó el turno a Arzak. “Es quien más se merece el homenaje. No hay mucha gente en España que, por edad y trayectoria, se pueda merecer algo así. Juan Mari es quien abrió la puerta para todo lo que hemos vivido después. Para nosotros, es un ‘padre espiritual’. Es el cocinero que más nos pregunta, más que cualquier otro; eso nos genera inquietud y nos obliga a avanzar”, desgrana García.

Con Ferran Adrià y Martín Berasategui como compañeros de mesa, Juan Mari Arzak recibió como ‘regalo’ un menú de 21 platos, que sumaban desde versiones de algunos de sus platos más emblemáticos, como la Merluza en salsa verde, el Pastel de cabracho o el pil pil como salsa emblemática de la cocina vasca actualizada por el chef vasco; a recetas que plasman la visión de diferentes colegas en torno al ‘sello Arzak’.

El ‘patriarca’ repartió agradecimientos. “Soy el cocinero más mayor de todos lo que hay aquí. Pero una cosa es ser el mayor de edad y otra es pensar como un niño. Os doy las gracias, de verdad. Dani, te agradezco de corazón el homenaje; estoy entusiasmado”, dijo Arzak, que reconoció entre los cocineros que le rendían homenajes a alumnos suyos o de sus colegas Berasategui, Joan Roca, Ferran Adrià o Andoni Luis Aduriz. “La felicidad total no existe, pero estoy en uno de los mejores momentos de mi vida”, admitió, mientras lanzó un consejo a los jóvenes profesionales: “No os fijéis en nosotros, sino en hacer vuestra vida como cocineros, con pasión. No hay que ser dueño de tu negocio, sino hacer lo que te gusta”. Y, por último, reconoció: “He tenido la lotería de tener a mi hija Elena, porque yo no me quiero jubilar”.

A continuación, publicamos por orden los platos que compusieron el menú homenaje a Juan Mari Arzak, con la visión de cada cocinero sobre su receta y la figura del chef vasco.

 

MENÚ HOMENAJE A JUAN MARI ARZAK (19 Marzo 2018)

ANDONI LUIS ADURIZ

Mugaritz. Rentería, Guipúzcoa. Dos estrellas Michelin

Ralladura de cabracho con emulsión de sus espinas

Su plato. “Es nuestra versión de un gran plato de Juan Mari, que ya es un gran plato de la cocina vasca, como es el Pastel de cabracho, pasado en nuestro caso por la visión de Mugaritz”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Yo tenía 10 o 12 años y mis padres nos llevaron a comer a Arzak. En aquel momento, Juan Mari ya no era un cocinero, sino que era una persona que representaba una forma de ver el mundo y un estandarte de la cocina. Es curioso como es la memoria de falsaria, torpe y dispersa, porque recuerdo los platos que probé ese día y los he tratado de buscar y no existen, aunque los tengo fotografiados y sé qué platos probé. Por circunstancias de la vida, tuve la fortuna de quedarme en esta profesión. Yo pasaba por delante del restaurante, que, para mí, era una institución; mi reto era esforzarme para llegar a poder entrar algún día y absorber conocimientos de allí dentro. Pasaron años y años hasta que, en 1992, tuve la fortuna de entrar en Arzak; fue uno de los momentos más importantes a nivel personal y profesional. Fue algo realmente trascendente […]. Juan Mari provocó un cambio de conceptos que permitió que esta profesión dejara de ser un oficio gris y oscuro; pilotó un cambio de paradigma”.

DIEGO GUERRERO

DSTAgE, Madrid. Dos estrellas Michelin

Gyotaku de cabracho

Su plato. “Es un ‘mochi’ de cabracho servido sobre un papel pintado con tinta de calamar. Es un homenaje al pastel de cabracho de Juan Mari, el típico plato que me enseñaron en la escuela y que no lo había vuelto a hacer desde hace 25 años”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Por un parte, Juan Mari me pilló más cerca geográficamente porque yo soy de Vitoria. Por otra, es cuna figura clave, porque fue quien abrió el camino en la cocina, incluso a Ferran. Es el ejemplo de cuando alguien trasciende. Es destacable que, mientras ya hay otra generación después de la nuestra, Juan Mari sigue activo, vigente y con energía. No sé si yo seré capaz de estar al máximo nivel tantos años por lo que desgasta esta profesión. Para mí, es un ejemplo de vitalidad y e amor por la profesión; es el patriarca”.

PACO PEREZ

 Miramar, Llançà, Gerona. Dos estrellas Michelin. En total, 5 estrellas

Erizo, yema y algas

Su plato. “Indagamos sobre sus recetas y tratamos de evitar los platos mas típicos. Encontramos un erizo que hacía hace 20 años con yema y algas, guisado con nata. Lo hemos querido poner como lo haría Juan Mari hoy, con un gel de erizos algas codium, relleno de yema destilada. Es un plato redondo y fresco”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Supone un antes y un después en la gastronomía española, que da los primeros pasos para diferenciarse con una nueva forma de hacer, gracias a figuras como Juan Mari. Además, es un revolucionario; representa la constancia y la capacidad de adaptación al cambio y valores que tenemos que tener siempre, como humildad, trabajo en equipo, constancia y necesidad de seguir avanzando. España esta en un momento de madurez maravilloso que no hay ningún país del mundo; la sencillez y el compañerismo son elementos a nuestro favor, porque, a veces, los egos matan”.

TOÑO PÉREZ

Atrio, Cáceres. Dos estrellas Michelin

Sopa de tomate envuelta en taro crujiente

Su plato. “Hago algo muy extremeño, en donde interviene el ‘cochino’, porque mi paso por Arzak en 1989 hizo que, cuando volví a casa [Atrio había abierto en 1986], después de mi pasantía allí, entendí qué era lo que tenía que hacer con la cocina de mi territorio, dándole una vuelta de tuerca. Desde entonces, sé que tengo la responsabilidad de hacer algo con la cocina de mi territorio, haciéndola personal, aligerando de grasa y usando productos de Extremadura. Este Es un bocado que identifica mucho nuestro territorio”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Para mí, hay un antes y un después de haber estado en Arzak. Es quien me enseña a ver el camino; es cuando decido hacer mi cocina. Además, nos ha cuidado siempre, también en los momentos más difíciles e inciertos de nuestro proyecto. Dice que no es un padre, sino un hermano mayor. Tiene un corazón más grande que nada”.

PACO MORALES

Noor, Córdoba. Una estrella Michelin

Karin de pistacho, manzana verde con especias del desierto, botarga y orégano fresco

Su plato. “Puede parecer que nuestra cocina basada en Al Andalus no tiene nada que ver con Juan Mari, pero creo que él siempre ha usado ingredientes exóticos en la cocina, lo que, unido a su inquietud, como elemento más característico suyo, me animó a optar por este plato”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Es una de las personas más inspiradoras en la gastronomía mundial, que nos ha marcado a todos”.

NACHO MANZANO

Casa Marcial, Arriondas, Asturias. Dos estrellas Michelin

Almejas a la donostiarra

Su plato. “Es un versión de una almejas muy cantábricas, ‘muy Donosti’. Es una almeja con 3 sabores, en donde, en realidad, solo hay una almeja acompañada de tres salsas, una de ellas como una granizado. Hay perejil, hay mucho Cantábrico y hay salsa verde. El objetivo es sintetizarlo todo. Es un plato que hemos tenido en Casa Marcial hasta hace un año”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Para mi generación, era el referente, el top. Entonces, no existían todavía Ferran Adrià o Martín Bersategui. Como restaurante, Arzak tiene duende; algo pasa cuando vas allí, es algo eso que no se produce en muchas casas”.

PABLO GONZÁLEZ-CONEJERO

La Cabaña. El Palmar, Murcia. Dos estrellas Michelin

Pechuga crujiente de becada, interiores y limón negro

Su plato. “Primero, elegí cocochas y merluza en salsa verde, pero eran platos que iban a hacer otros cocineros. Así que me decidí por la becada, porque limpié muchas cuando estuve en Arzak en 1995-1996. Supe lo que era una becada en Arzak. En enero, fuimos a comer allí mi mujer y yo como celebración por la segunda estrella y comimos becada. Por eso, he hecho la receta de becada convertida en un aperitivo de bocado, simulando la piel con obolato, relleno con la pechuga picada ligada con un paté de todos los interiores; en la base, hay un cuenco con un consomé para beber”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Para mí, Juan Mari y Elena son muy entrañables. A lo largo de los años, hemos seguido manteniendo la amistad. Es una figura de referencia. Juan Mari me ha traído a este homenaje; soy el último que ha llegado. No le puedo estar más agradecido”.

GASTÓN ACURIO

Astrid & Gastón. Lima, Perú

Cebiche del amor

ALBERT ADRIÀ

Tickets, Barcelona. Una estrella Michelin. En total, 4 estrellas Michelin en Grupo elBarri

Sopa fría de chipirones en su tinta con ‘aircroissant’

Su plato. “Pedí a Juan Mari su receta de chipirones en su tinta, que he transformado en una sopa fría, en un gazpacho, ya que, dentro del menú, hay mucho plato caliente. Le he quitado el pimiento y lo he aligerado; creo que da frescura. Como acompañamiento, un ‘aircroissant’”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Tengo un recuerdo de un día en su cocina, que él estaba comiendo unos chipirones y unos callos antes de empezar el servicio en su restaurante. Esa cocina también forma parte de él, que ha sido una figura imprescindible para cualquier cocinero”.

DANI GARCÍA

Dani García Restaurante. Marbella, Málaga. Dos estrellas Michelin

Sorta de Juan Mari con ‘foie’, anguila, trufa y palo cortado

Su plato. “Versiono el plato que más recuerdo de mi primera visita a Arzak, cuando tenía 20 años, con una oferta que hizo Euro Toques del 50% para menores de 30 años. Descubrí su cocina a través de la receta de la Sorta de cigalas con ‘foie’, que, además, lo probé la primera vez que comí en un tres estrellas Michelin, que fue Arzak. Juan Mari siempre dice que ese plato ese de Elena. Me apetecía hacer ese plato porque fue cuando me absorbió la magia de la alta cocina”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Es una fiesta, no un homenaje. Tampoco hay mucha gente en España que, por edad y trayectoria, se pueda merecer algo así. Juan Mari es quien abrió la puerta para todo lo que hemos vivido después. Para nosotros, es un ‘padre espiritual’. Es el cocinero que más nos pregunta, más que cualquier otro; eso nos genera inquietud y nos obliga a avanzar”.

AITOR ARREGUI

Elkano. Getaria, Guipúzcoa. Una estrella Michelin

‘Kokotxa’ a la parrilla

Su plato. “Nos pidieron reinterpretar un plato. Elegimos las ‘Kokotxas de merluza a la parrilla sobre una hoja de bambú’ para desnudarlas a la parrilla [el equipo de Elkano instaló una parrilla en el exterior de BiBO] y ponerlas sobre una hoja de una planta que está en Getaria, que es el aguacate. Al lado, le ponemos un mojo y un pil pil, como la receta de Juan Mari”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Su significado equivale a todo lo que nos ha enseñado, que es muchísimo y realmente transcedental para todo lo que ha ocurrido después”.

[box title=»RAMON FREIXA» color=»#009696″]

Ramon Freixa Madrid. Dos estrellas Michelin

Huevogarzak

Su plato. “La idea nació con la ‘A’ de Arzak, que es la génesis de todo. Además, Arzak siempre dibuja mucho los platos. Es un homenaje a un huevo que lleva pintada la ‘A’ con tinta de calamar con una ‘royale’ de bogavante dentro; es un plato muy goloso, acompañado de una ‘A’ suflada al lado con una gelatina de bogavante por encima”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Significa sabiduría, amistad y unión; Juan Mari es la génesis y la capacidad de estar en el candelero siempre, porque llegar es fácil, pero mantenerse es realmente complicado”.

[/box]

JOSEAN ALIJA

Nerua, Bilbao. Una estrella Michelin

Sopa de pan ‘sopako’ de Ataun, salsa negra y nata de coco

Su plato. “Es un plato pensando en lo que Juan Mari es y transmite y, en concreto, basado en el lugar de donde viene él, Ataun, donde hay un producto especial, que es el pan. Por eso, el plato es jun ‘sopako’ o pan de sopa. Elaboro una sopa inspirada en algo básico familiar de casa, es una sopa de salsa negra, ya que, cuando se estofan chipirones, siempre falta salsa para untar con el pan. Así, recuperamos esas bases de la cocina a fuego lento. Es una sopa que casi se puede comer con tenedor. Lo acompaño con agua de coco”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Su cocina representa los colores y sabores de la cocina vasca; nos ha marcado a todos, seamos de una generación u otra”.

FRANCIS PANIEGO

El Portal de Echaurren, Ezcaray, La Rioja. Dos estrellas Michelin

Cigalas al pil pil de nueces de Ezcaray 

Su plato. “Es un plato que representa muy bien lo que yo hago y lo que la cocina vasca y Juan Mari me han dado. Además, es una mirada a las salsas vascas, en un plato en el que me planteo cómo ‘riojanizar’ una salsa como el pil pil. En vez de optar por el bacalao, usamos cigala. Es un plato que tenemos en carta porque creo que, en una cena de esta categoría, no puedes venir con un invento”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Juan Mari lo es todo. Se merece más que todo nuestro respeto. Sin su papel y si figura, ninguno estaríamos aquí o no del modo en el que estamos. Es una figura absolutamente clave”.

PACO RONCERO

La Terraza del Casino. Madrid. Dos estrellas Michelin

Kokotxa al pil pil con mojo de espinacas

JOAN ROCA

El Celler de Can Roca, Gerona. Tres estrellas Michelin

Merluza en salsa verde

Su plato. “Elegimos uno de los platos más emblemáticos de Arzak, aunque no sabíamos si hacer bacalao o merluza. Así que hemos transformado una merluza en un bacalao, sometiéndola a una salmuera de un 3% de sal durante 20 horas. El resultado es que parece bacalao desalado. Después, confitamos la merluza en aceite de oliva en 55 grados. Es un juego de textura y técnica, porque jugamos con la salsa verde, que es entre un pesto y un mole, usando guisantes y aceite de perejil”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Tiene una relevancia enorme para cualquier cocinero. En nuestro caso, cuando empezamos, buscamos referentes; y él era uno fundamental. Lo que más valoro de él es su inteligencia emocional: cómo es capaz, después de tantos años, de moverse y relacionarse, apoyarnos a todos y dar cariño y afecto. Es un símbolo de la amistad y la autenticad. Todos le debemos mucho profesional y humanamente”.

QUIQUE DACOSTA

Quique Dacosta Restaurante. Denia, Alicante. Tres estrellas Michelin. En total, 4 estrellas

Suflé de txangurro

Su plato. “Es un plato complejo, pero ese componente de dificultad que tiene técnicamente hacer un suflé para tanta gente nos atraía y nos ha hecho dar un punto novedoso, pero siendo fiel desde el punto gustativo al plato de Juan Mari. Hemos creado un molde con doble crujiente, que hace que no se humedezca por dentro con la cremosidad del suflé; es una filigrana técnica. Lo acompañamos de estragón y regaliz”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Mi relación con él se remonta a hacer muchos años. Yo quise trabajar en Arzak, pero nunca conseguía hablar con él cuando le llamaba. Yo tenía 18 años y no tenía carné de conducir; convencí a un amigo para viajar hasta allí. Cuando llegamos, él no estaba y nos dijeron que, probablemente, ese día no iba. Empezamos a cenar maravillosamente bien y, de repente, a las 10 de la noche, apareció por la puerta, como si fuera ‘Matrix’. Estuvimos hablando hasta las 4 de la mañana; yo era un pipiolo, pero, era una máquina de sacarme información, quería saberlo todo sobre la cocina del Levante y yo feliz de contarle. Esa fue mi primera relación de pura admiración. Es un cocinero que fue muy fructífero a nivel creativo, que ha hecho muchos platos y muchos son muy importantes; ha marcado de un modo u otro el devenir de nuestra cocina. El homenaje es a una persona grande, infinita, insustituible, por la revolución que ideológicamente generó para el País Vasco, España y el mundo”.

MARCOS MORÁN

Casa Gerardo, Prendes, Asturias. Una estrella Michelin

Merluza con su pil pil y con matices verdes

Su plato. “La merluza en salsa verde es el plato antológico de la cocina donostiarra y de Juan Mari. La idea es darle un ‘meneo’ a uno de sus platos más emblemáticos, buscando el punto perfecto. Para nosotros, su cocina nos resulta cercana geográfica y culturalmente y por afinidad gastronómica.

Sobre Juan Mari Arzak. “Trabaje en 2003-2004. A través, del Cantábrico, por productos como pescados y mariscos, existen muchos paralelismos, pero también los hay como los negocios familiares que son Arzak y Casa Gerardo. Me siento muy identificado con Elena: los dos somos ‘hijos de’, algo que se dice a veces de manera despectiva y que a mí me parece un honor. Nos sentimos orgullosos de ‘ser hijos de’ y tenemos la suerte de tener dentro de cada al mejor fiscal, que son nuestros padres, que se ponen en posición del comensal y eso nos hace ver cosas. A veces, muchos cocineros nos olvidamos de que un restaurante es un negocio en el que hay que ponerse en el lugar del comensal”.

 

ÁNGEL LEÓN

Aponiente. El Puerto de Santa María, Cádiz. Tres estrellas Michelin. En total, 4 estrellas

Cochinillo marinero y naranja 

Su plato. “Versiona un clásico de Juan Mari, que es el Cochinillo en naranja sanguina. Como este año hemos hecho el Cochinillo marinero, me parecía divertido traerlo adaptado como homenaje al maestro. Hemos hecho una versión diferente a la que estamos poniendo en Aponiente, porque aquí le hemos metido un fondo de cochinillo y hemos querido que se parezca más al plato de Juan Mari. He tenido problemas con las morenas [es el pescado con el que está haciendo el Cochinillo marinero], porque las he probado y sabían a hierro y me he enterado que por los mares de leva que está haciendo, le perjudica porque es un pescado de fondo. Por eso, va la piel de la morena y, debajo, el róbalo y la salsa del cochinillo. Lo bonito es que me ha encantado cómo ha quedado el plato y lo vamos a poner así; el plato es más redondo, porque te comes la elegancia de la barriga de una lubina y el crujiente de una morena”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Es el maestro de todos nosotros. Más que cocinero, es un tema personal, siempre que me lo he ido encontrando en las diferentes etapas de mi vida, Juan Mari ha pensado lo que me va a ocurrir dentro de cinco años y se ha adelantado a muchas cosas. Me ha dado muy buenos consejos de una persona libre y con alma, que me ha dicho lo que me iba a ocurrir y no ha fallado ni una. Tiene la cabeza muy bien amueblado y es una persona tan libre que dice lo que siente y, quizás, me haya dicho cosas que no me ha dicho ningún otro cocinero.

RICARD CAMARENA

Ricard Camarena Restaurant, Valencia. Una estrella Michelin

Fresitas, remolacha y eneldo

Marmita helada de leche ahumada, espino amarillo, regaliz y cacahuete

Su plato. “Me encargo de los postres. Es un menú muy largo, así que decidí hacer dos: un prepostre con fresas que es una interpretación de la construcción de los postres de Arzak, que parece que mezcla muchos elementos, pero luego funcionan muy bien en la boca; y un postre, que es una interpretación de uno de Juan Mari, que es la Marmita de leche ahumada, espino amarillo y cacahuete”.

Sobre Juan Mari Arzak. “Siempre ha sido un espejo para nosotros; ha marcado ejemplo para todos. Si él y otros grandes cocineros no hubiesen sido generosos, todos hubiésemos sido más herméticos; nos ayudó a iniciar un camino y a normalizar ese trasvase de conocimiento sectorial”.

FERRAN ADRIÀ

 elBullifoundation / No elaboraba plato. Se sentó como invitado al lado de Juan Mari Arzak.

Sobre Juan Mari Arzak. “Somos familia, más que amigos y colegas. Nos vamos juntos de vacaciones y hemos vivido muchas cosas juntos. Es una relación muy interesante porque hay que explicarla bien desde el principio: uno de los éxitos de la cocina española fue que Juan Mari me aceptara. De 1975 a 1992, él era la figura indiscutible y, cuando elBulli empezó a ser reconocido, desde la visita de Robuchon en 1992, yo siempre tenia la preocupación de cómo iba a sentar nuestro trabajo. Yo tenía 26 o 28 años. Así que que Juan Mari dijera ‘yo me apunto al carro’ fue fundamental, pero, como respuesta, le dije que él siempre pasaría por delante en cualquier puerta. También hemos pasado juntos momentos difíciles. Pero, en todo caso, creo que esta relación ha tenido bastante que ver para que no hubiera un descalabro entre los cocineros españoles como hubo en Francia. Los profesionales que más destacan se dividen entre los que van a pasar a la historia y los que no; Juan Mari va a pasar a la historia. Esto no es un juego; es un homenaje de verdad cuando él tiene 75 años; es un día importante en su carrera. Es clave tener el respeto que se merece la gente y esa es la única manera de que esto dure un poco más de lo que duraría en cualquier generación”.

MARTÍN BERASATEGUI

Martín Berasategui, Lasarte, Guipúzcoa. Tres estrellas Michelin. En total, 8 estrellas / No elaboraba plato. Se sentó como invitado en la mesa de Juan Mari Arzak.

Sobre Juan Mari Arzak. “Cuando yo empezaba como aprendiz con mi madre y mi tía en 1975, ellos ya estaban echando semilla al movimiento de la Nueva Cocina Vasca, que, si no hubiese nacido, yo no estaría aquí. Nos han enseñado el camino, a ser inconformistas, a no tener pereza, ni vergüenza. Juan Mari se ha ganado el respeto y el cariño de todo el mundo; es alguien que ha puesto en valor una profesión; nos hizo ganarnos el respeto de ponernos la chaquetilla. Es un embajador y nos ha enseñado a ser embajadores; es irrepetible, pero no en España, sino en el mundo. En el homenaje al padre, no me gustaría olvidarme de la hija: Elena, que tiene un mérito enorme y que dejó de hacer un montón de cosas para que el apellido siga ahí”.

Fuente de las fotos: MFG-Gastroeconomy.

Acerca del autor



"Soy economista de formación y periodista de profesión. Mi vocación es escribir, casi de lo que sea. Por una promoción profesional, empecé a escribir sobre gastronomía como vía de escape y, tras unos años, es a lo que decidí dedicarme, con el portal GASTROECONOMY como principal proyecto. Me encanta comer y escribir y sostengo que, en el sector gastronómico, hay mucho que contar desde la seriedad, el rigor y la profesionalidad. La palabra 'foodie', que formó parte del subtítulo de este 'site' en sus primeros años, hoy me da alergia. En todo caso, el lujo es poder escribir, algo que me encanta y que me enseñaron a hacer en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

No hay comentarios

Publicar un comentario