Ecos australes, el mayor espectáculo culinario del mundo

Melbourne acogió ayer la gala de ‘The World’s 50 Best Restaurants’, en la que se presentó la edición 2017 de este listado que, en los últimos quince años, ha logrado mantener en vilo a la alta cocina mundial. Esta es la crónica desde la capital australiana de David de Carlos, que acudió a la ceremonia y a la rueda de prensa posterior con los dueños de Eleven Madison Park, nuevo líder global.

Llegó una de las noches más esperadas del calendario gastronómico mundial. En los últimos quince años, los premios ‘The World’s 50 Best Restaurants’ (aquí puedes ver el listado en 2017) se han convertido en la referencia de la alta cocina internacional. Esta era la segunda ocasión en que la ceremonia se celebraba fuera de Londres. Melbourne vivió una noche llena de simbolismo y excitación para la audiencia local, una noche en la que se consumaron las sorpresas y también las decepciones, pero en la que sobre todo se celebraba la diversidad y excelencia culinaria global.

La ceremonia tuvo lugar en el Royal Exhibition Building (REB), un edificio en el corazón de la tradición política y cultural de Melbourne, Victoria y Australia y que en 1901 acogió el primer Parlamento Federal de Australia tras la independencia de Gran Bretaña. Ayer por la noche, otra variedad de asamblea se reunió para investir a  los más selectos miembros del parlamento culinario global. A primeras horas de la noche otoñal austral, los miembros de la organización, miembros del jurado, invitados y una armada de periodistas fueron poblando los amplios salones del edificio. En Federation Square una gran audiencia seguía la retransmisión en directo a través de una pantalla gigante en un ambiente de fiesta gastronómica con ‘foodtrucks’ y actuaciones musicales en directo.

La alfombra roja

De regreso en el Royal Exhibition Building, los medios de comunicación locales dirigían sus cámaras hacia los chefs locales, buscando sus impresiones ante la magnitud del evento y su valoración del antes y después de esta semana y por la alfombra roja empezaban a desfilar los chefs con sus emociones, recelos y expectativas, aseguradas tras sus sonrisas de celebridades desinhibidas. En la cacofonía del preámbulo mediático, se podía percibir la gran excitación entre la prensa acreditada y la algarabía de los afortunados invitados disfrutando del catering servido por Rockpool y Wine Australia, entre otros proveedores.

La ceremonia

Con la ceremonia comenzada,  las buenas noticias para Australia (y cierto grado de locura parroquial) llegaron con la entrada de Brae y Attica en el ‘Top 50’ en el número 44 y 32, respectivamente. Los asistentes celebraron con entusiasmo los diversos premios presentados durante la noche, con incredulidad la incoherente grandilocuencia de Heston Blumenthal tras la obligada ‘standing ovation’ al recibir el premio a su trayectoria y una gran sensación de anticipación a medida que la lista se acercaba a los puestos más altos (aquí puedes leer el análisis sobre la lista ‘50 Best’ 2017).

‘After party’ y rueda de prensa

Tras las innumerables fotos en el escenario, los abrazos de honesta camaradería, las confesiones más sinceras e, incluso, las más descreídas, los invitados se dispusieron a disfrutar del after party’ más exclusivo que se ha celebrado en Melbourne en mucho tiempo. Antes de incorporarse a la fiesta, los ganadores de la noche, Will Guidara y Daniel Humm, al frente de Eleven Madison Park (conocido por sus siglas, EMP), espacio de Nueva York convertido en nuevo líder mundial (aquí puedes ver un vídeo del momento en el que EMP es proclamado mejor restaurante del mundo), atendieron a la prensa especializada en una breve rueda de prensa (aquí puedes ver un vídeo en el perfil de Gastroeconomy en Instagram). Humm, en su intervención, reiteró la idea central en la que se basa su propuesta, un trabajo coral en que todos los elementos del negocio se dirigen hacia el mejor interés del restaurante y los comensales. “Nuestro objetivo era crear una de las mejores experiencias culinarias en el mundo y esto solo ha sido posible porque nos tenemos el uno al otro y no hay nada que pueda pararnos”; a lo que Guidara añadió “trabajo con mi mejor amigo; si alcanzamos el éxito, lo hacemos juntos; si caemos, caemos juntos”. Su próxima aventura comienza en julio, cuando Eleven Madison Park cerrará sus puertas para reabrir con nuevo formato.

Tras la rueda de prensa, chefs, invitados y algunos miembros de la prensa continuaron disfrutando de la noche de Melbourne. Los más afortunados tuvieron la oportunidad de recobrar fuerzas esta mañana con un ‘brunch’ servido por Rockpool en la cadena de hoteles QT.

Fuente de las fotos: David de Carlos para Gastroeconomy. Estas imágenes no pueden utilizarse sin autorización expresa de Gastroeconomy.

Acerca del autor



"Nací en Madrid en 1972 y crecí en Alcalá de Henares donde me licencié en Derecho al mismo tiempo que sin saberlo me convertía en un Bartleby. Después de pasar unos años en Halmstad, Estocolmo y Uppsala, en cuya Universidad obtuve un Master en Peace & Conflict Research Studies y donde perseguí la sombra de Bergman sin suerte, me trasladé a Melbourne, donde resido en la actualidad junto a mi mujer y mi hijo llevando una vida antípoda y secreta" ...POR QUÉ NOS GUSTA DAVID EN GASTROECONOMY: David es inteligente, un lector incansable y un apasionado de la música y el cine. Nos unió el 'Doctor Pasavento' en Melbourne y nos asombró tanto por su capacidad para poder hablar de todo –o casi todo– como por su sentido del humor. Persona brillante y comprometida, madridista empedernido, frugal en sus preferencias culinarias, es una compañía inmejorable ante una copa de un buen 'Shiraz' ('Syrah') australiano. En la actualidad, es editor de la sección 'Voice' en la Organización Cultural Ondru (http://www.ondru.org/voice).

No hay comentarios

Publicar un comentario