Los Roca se ‘mudan’ a Argentina, EEUU y Turquía

Los dueños de El Celler de Can Roca se moverán con su equipo durante cinco semanas, en agosto de 2015, a nuevos destinos, en la segunda gira con BBVA: Buenos Aires, Miami, Birmingham, Houston y Estambul. Sumarán así otros 64.000 kilómetros.

Celler can Roca - Bbva

Repiten gira como fórmula de internacionalización. Será en agosto de 2015, durará cinco semanas y supondrá mudar El Celler de Can Roca a Argentina, Turquía y Estados Unidos. Es la segunda fase de la gira de los hermanos Roca con BBVA. En diciembre de 2013, los dueños de este espacio de Girona (tres estrellas Michelin y segundo mejor restaurante del mundo) acordaron con BBVA lanzar una gira internacional, como fórmula para ofrecer su cocina durante unos días en otros países.

La alianza tuvo un primer capítulo en el verano de 2014, cuando Joan, Josep y Jordi Roca, acompañados de su equipo, se movieron durante cinco semanas por México, Colombia, Perú y Estados Unidos. Desde el 1 de agosto, la agenda arrancará en Buenos Aires para saltar a Miami, Birmingham y Houston, antes de cruzar Atlántico y Mediterráneo en busca de Estambul. Bajo un nuevo ‘mapa’ “más global”, Joan, Josep y Jordi Roca recorrerán unos 64.000 kilómetros.

“Tratamos de superarnos año tras año y para esta segunda edición de la gira, junto a BBVA, nuestro objetivo es realmente ambicioso. Estamos verdaderamente ilusionados y somos conscientes de la enorme responsabilidad que supone este reto que mis hermanos y yo concebimos como un sincero homenaje a unas cocinas tan absolutamente extraordinarias y a la vez tan diferentes entre sí”, señaló Joan Roca, esta mañana en San Sebastián.

En 2014, El Celler de Can Roca se movió desde Girona a Houston, Dallas, Monterrey, D.F., Bogotá y Lima, en su primera gira. Durante las semanas de las giras, El Celler de Can Roca cierra (son periodos que coinciden con el descanso estival el restaurante). En total, las dos giras anuales suman 120.000 kilómetros en sus dos años (tres vueltas al mundo) y unos 100.000 platos servidos en seis países,

Celler can Roca - Bbva

En sus nuevos destinos, repetirán el modelo de la gira de 2014: los Roca firmarán varias cenas, destinadas a clientes e invitados de BBVA, ideadas y elaboradas en función de la cultura gastronómica local, la despensa y los productores de cada destino, al tiempo que esta familia visitará escuelas de cocina, en las que impartirá charlas. Para insistir en la vertiente social del proyecto, la gira implica algo más: dos jóvenes cocineros por destino serán seleccionados para realizar un ‘stage’ de cuatro meses en El Celler de Can Roca (que recibe más de 400 solicitudes al año para hacer prácticas), gracias a unas becas de BBVA.

La realización del menú en cada ciudad exige un trabajo previo y una organización logística, que contempla el estudio y la selección de productos, vajilla y vinos, junto con el desarrollo del trabajo creativo. En 2014, los Roca cocinaron 50.000 platos para 2.700 comensales. Josep Roca viaja mañana a Buenos Aires para adelantar una parte de la logística de este destino, buscar ingredientes autóctonos y conocer a productores locales. Por su parte, Joan Roca y Jordi Roca viajarán a Turquía y Estados Unidos, respectivamente, con el mismo objetivo, dentro de unas semanas.

La primera gira está recogida en la película documental “Cooking up a Tribute”, estrenada el pasado febrero en el Festival de Berlín.

Fuente de las fotos: BBVA.

Acerca del autor



“Economista de formación y periodista de profesión, me encanta escribir y, además, comer. GASTROECONOMY nació el 30 de julio de 2011 como un pequeño proyecto personal, a los 4 meses de decidir convertirme voluntariamente en periodista ‘freelance’. Aquí escribo de lo que ocurre en el sector: cambios, novedades, estrategias, tendencias… Se trata de observar para contarlo de la forma más amena y detallada posible. La hostelería, sea un sencillo bar, una casa de comidas o un espacio de alta cocina, equivale a un relevante sector económico que se puede analizar con el mismo rigor y seriedad que cualquier otra actividad, eliminando la frivolidad que, por desgracia, sobra en los últimos tiempos en la gastronomía. A escribir aprendí y aprendo con la práctica y porque me enseñaron a hacerlo en mi casa y en el diario económico Expansión (www.expansion.com)”.

1Comment

Publicar un comentario