Una guía personal de Londres en 5 pistas

Tradición, sofisticación, exclusividad… Así describe Rafa Pola la oferta gastronómica londinense, sobre la que ofrece cinco pistas en el blog ‘Comidas y vividas’.

Gastroeconomy_Londres_Yauatcha2_FB.jpgDe entrada, si ya conoces la ciudad, visitar Londres, en sentido estricto, no entraña una emoción especial. Londres, como cualquier otra gran capital del mundo, siempre merecerá una nueva visita, porque siempre ofrecerá algún nuevo e interesante motivo para volver: un nuevo espectáculo, una nueva exposición… Más difícil resultará que algo te sorprenda verdaderamente en la ciudad o que te resulte realmente excepcional; claro que, como tantas cosas, todo dependerá de quién te acompañe y de qué te descubra.

No hace mucho volví de nuevo a Londres por un motivo sumamente estimulante: planificar con otros amigos un viaje a Namibia. La idea era reunirse dos parejas provenientes de Madrid, en casa de una tercera que vive allí. Rafa, que así se llama nuestro anfitrión y común amigo, es medio británico, porque su madre es inglesa. Rafa ha residido media vida en Londres y se conoce la ciudad mejor que un taxista local, pero, además, tiene un gusto poco frecuente por las cosas, por la buena comida y por la buena bebida; gustos, por otra parte, compartidos con Beatriz, su mujer.

Los tres días que Benito, Belén, mi mujer y yo hemos pasado en Londres con Rafa y Beatriz, han sido un verdadero maratón callejero de experiencias y sensaciones nuevas. Además de las imprescindibles visitas museísticas y a exposiciones temporales y del inevitable curioseo de esas tiendas y costumbres que únicamente se pueden encontrar en una sociedad tan singular, conservadora y exquisita como la inglesa, hemos podido conocer varios magníficos restaurantes y algún templo de la copa y el ‘roast beef’.


ALGUNAS CURIOSIDADES

Antes de entrar a hablar de las experiencias gustativas, únicamente un par de menciones rápidas a algunas de esas peculiaridades inglesas que son auténticos monumentos a la tradición, a la sofisticación y al refinamiento. Si te das una vuelta sin prisas por St James Street y alrededores, podrás encontrar desde la tienda más antigua de vinos del mundo, inaugurada en 1698, pasando por un local donde únicamente se venden gorras y sombreros, también desde principios del siglo XVII, o ese otro establecimiento de artículos exclusivamente para el afeitado masculino; hasta llegar a  la infinidad de zapaterías artesanales, incluyendo aquella en la que únicamente se puede ser cliente si empiezas por encargarte la horma de tus zapatos y un par de pares (total casi 7.000 euros). Antes que tú, por esta zapatería, pasaron Clark Gable, Paul Newman, etc. En algunos de estos exquisitos establecimientos, los dependientes parecen lores.

Londres es en muchos sentidos un escaparate de exclusividades que el gran dinero del mundo pugna por comprar. Cuanto más caro y más escaso sea algo, más rusos, chinos o árabes habrá dispuestos a pelearse por tenerlo. Un apartamento de 137 metros en Chelsea cuesta 6.000.000 de libras; un dúplex de 220 metros en Kensington con Chelsea, 43.000.000 de libras; y, eso sí, como las leyes históricas inglesas son como son, la propiedad no es para siempre, no! En los barrios más exclusivos de Londres, después de 75, 150 o 930 años (como vimos en una inmobiliaria), la legítima titularidad del inmueble vuelve a manos de los descendientes del primer vendedor generalmente de una de las grandes familias inglesas. Nadie como los londinenses para defender y conservar las tradiciones de… pasado, presente o futuro, aunque sea pensando a mil años vista.

Las matrículas de los coches también se pueden comprar o vender. De repente, cerca de Oxford Street vemos pasar un Bentley último modelo color guinda intenso con la matrícula número 1 de Londres. Sí!… la  número 1 ! No pudimos ver quién lo conducía, pero seguro que con ser un coche carísimo, lo sería todavía más la compra de la matrícula. El trocito de chapa rotulada con el ‘1’ podría haber costado… quizás… 600 o 700.000 euros.

 

EN LA MESA: 5 PISTAS

Pero vamos con las experiencias en mesa de este fin de semana, a través de 5 pistas:

AMAYA
YAUATCHA
ROKA

 

SIMPSON´S IN THE STRAND
DUKES HOTEL

Fin de un fin de semana auténticamente inglés

Más pistas gastronómicas sobre Londres en Gastroeconomy:

Gourmetrotters Reino Unido

[wzslider][/wzslider]

Acerca del autor



“Soy publicista, viajero y coleccionista. En publicidad he hecho y he sido casi de todo: creativo, responsable de cuentas, director general, consejero delegado y vicepresidente en agencias nacionales y multinacionales. Colecciono casi de todo: plumas, carteles, cajas de hojalata, arte y fotografía antigua y moderna, y libros de viajes; pero la colección que más valoro es la de personas que merecen realmente la pena”. ...POR QUÉ NOS GUSTA RAFA EN GASTROECONOMY: Es un inquieto viajero y gourmet al que es posible encontrar en Groenlandia, Islas Comores, Tíbet, Australia o Pakistán. Viaja para después contarlo. Ha publicado en El País, El Mundo-Siete Leguas, La revista de la Sociedad Geográfica de España, Fuera de Serie, XL Semanal y Arte de Vivir. Posee más de 3.000 cajas de hojalata con publicidad (probablemente, la mayor colección de este objeto en España). Le gusta autodefinirse como "no experto en lo culinario y en lo gastronómico". Creemos que es más experto de lo que dice, pero estamos seguros de que es un curioso que descubre sitios y cuenta su experiencia en la mesa, que contempla como un todo más allá de una simple comida. Su email: pola.rafael@gmail.com

No hay comentarios

Publicar un comentario