Casa Mono

Agenda ‘gastro’ para el otoño 2012 (5/15)

Lo mejor de este local es su interiorismo, firmado por el catalán Lázaro Rosa Violán. Arrancó la pasada primavera con una carta informal y una cocina sin pretensiones que, sin duda, funciona: a diario, llena sus mesas desde por la mañana con desayunos, almuerzos a mediodía (hora a la que, si no, reserva, es posible que tengas que esperar más de media hora), copas por la tarde (con una ‘happy hour’ en horario afterwork: 2×1 en la coctelería de 16.00 a 21.00 horas) y cenas. El tícket medio varía de 18 a 30 euros. Tiene un menú diario de mediodía por 12,15 euros. Por cierto, el interior de Casa Mono recuerda muchísimo al local de Iberica en Marylebone, en Londres, cuyo interiorismo también corresponde a Lázaro Rosa Violán.

Dónde

Casa Mono: Tutor, 37. Tel. 91 452 95 52

Volver al tema principal

En el blog La Gastroeconomista: La próxima reserva top

Acerca del autor



Estudié Empresariales, pero siempre he trabajado como periodista, título que espero seguirme ganando cada día. Escribir es lo que más me gusta. Antes, sobre economía; y, desde hace once años, sobre gastronomía, algo que casi me inventé como vía de escape y que, al final, se convirtió en mi trabajo. En abril de 2011, decidí pasar a la vida freelance y, el 30 de julio de ese año, lancé este portal, mi bebé al que consiento y maleduco para escribir lo que me apetece. Gastroeconomy aspira a ser un proyecto mucho más rentable que su actual sostenibilidad económica, con una idea clara: ni el portal, ni sus contenidos, ni yo, estamos en venta. Es la única forma de que os fiéis de nuestro trabajo. Como siempre, ¡¡GRACIAS por leernos!! Espero seguir creyendo en este proyecto, sin perder el escepticismo, ni la capacidad de autocrítica. En Twitter, soy @mfguada”.

3 Comentarios
  • Silvia
    Publicado a las 01:49h, 18 febrero Responder

    Ya había estado en varias ocasiones y el servicio nunca fue demasiado atento, pero el sitio ganada puntos frente a eso. Sin embargo, ayer estuve con mis padres allí expresamente para reservar mesa para hoy domingo y el chico nos apuntó una mesa para cinco a las 14:00. Hoy hemos llegado y resulta que no había ninguna reserva para nosotros y que el chico que nos apuntó ayer en su lista de reservas no se acordaba de nosotros ni de lejos, con lo que nos hemos quedado muy descontentos y, después de esperar durante media hora para que nos pusieran una mesa, hemos decidido irnos. Una actitud, desde mi punto de vista, muy poco profesional para este restaurante que tiene tanto «caché» ahora mismo en Madrid.
    Yo, desde luego, no voy a volver.

  • Silvia
    Publicado a las 01:50h, 18 febrero Responder

    Ya había estado en varias ocasiones y el servicio nunca fue demasiado atento, pero el sitio ganada puntos frente a eso. Sin embargo, ayer estuve con mis padres allí expresamente para reservar mesa para hoy domingo y el chico nos apuntó una mesa para cinco a las 14:00. Hoy hemos llegado y resulta que no había ninguna reserva para nosotros y que el chico que nos apuntó ayer en su lista de reservas no se acordaba de nosotros ni de lejos, con lo que nos hemos quedado muy descontentos y, después de esperar durante media hora para que nos pusieran una mesa, hemos decidido irnos. Una actitud, desde mi punto de vista, muy poco profesional para este restaurante que tiene tanto «caché» ahora mismo en Madrid.
    Yo, desde luego, no voy a volver.

  • zampabollosvip
    Publicado a las 02:09h, 22 diciembre Responder

    Si te gusta esperar para estar a la última éste es tu sitio, siempre hasta arriba de gente, sin reserva imposible entrar, se come bien pero apretado, es bonito y ruidoso, lo mejor los gin tonics.

Publicar un comentario para zampabollosvip Cancel Reply