Cambio de rumbo en Nodo y Pandelujo: Alberto Chicote y Benjamin Calles se separan

El cocinero y el empresario, artífices de dos locales clave en la gastronomía madrileña de los últimos años, inician caminos por separado. Chicote tiene nuevos proyectos, que incluyen un programa en La Sexta, y Calles anuncia “una nueva etapa” para Pandelujo y Nodo, este último actualmente cerrado por reforma.

“Después de quince años de fructífero trabajo, tras haber obtenido éxitos sin precedentes con Nodo y con Pandelujo, el ‘matrimonio’ Benjamin Calles y Alberto Chicote toma caminos diferentes”. Así comienza la carta enviada esta mañana por el empresario de la restauración y el cocinero, que han sido aliados y socios en los últimos años en dos brillantes proyectos en Madrid.

Cuando Nodo abrió en Madrid, su propuesta fue arriesgada e innovadora La capital no contaba entonces con la oferta de cocina fusión que existe ahora. Chicote llegó con su estilo creativo y diferente, con el que mezclaba ingredientes y platos españoles con influencias orientales con un resultado divertido que muy pronto consiguió captar a la clientela madrileña. Como atractivo añadido, Calles aportaba las ideas para un negocio revolucionario para la época: un local de interiorismo ultramoderno, que parecía propio de ciudades como Nueva York y Londres en un Madrid que todavía estaba iniciando su despertar a la modernidad gastronómica. Y, entre la clientela empresarial, Nodo se erigió en un centro habitual de reunión y, sin duda, siempre tendrá su capítulo clave en la historia gastronómica madrileña.

En 2006, llegó el segundo proyecto de esta pareja gastroempresarial. En una antigua panadería que bautizaba como Pandelujo al espacio del barrio de Salamanca, Pandelujo nacía con la cocina de Chicote y las ideas de negocio de Calles, en un local con espectacular interiorismo del arquitecto catalán Dani Freixas. Con una carta similar a Nodo y una vocación en los últimos tiempos de “casa de comidas actual”, este restaurante de la calle Jorge Juan se convirtió en ‘meeting point’ de la ‘gente guapa’ en Madrid. Entre sus platos, croquetas de jamón, salmorejo cordobés y una ensaladilla ‘made in Chicote’ servida en un tiesto de cristal.

El pasado otoño, Nodo cerró sus puertas para acometer una reforma. Fuentes del ‘gastrosector’ vinculaban entonces esta decisión a la posible separación de Calles y Chicote, que podrían iniciar proyectos por separado. Ahora, esa ruptura se formaliza. “Todas las etapas se acaban y los proyectos nuevos han de aflorar y abrirse camino y, dentro de unos meses, comenzará una nueva etapa tanto para Alberto Chicote como para Nodo y Pandelujo”, señala la carta enviada conjuntamente hoy por el cocinero y el empresario. “Estamos convencidos de que aires nuevos serán beneficiosos tanto para unos como para otros y seguro que mucho mas para todos los amigos de los restaurantes que disfrutarán de este nuevo soplo de actualidad”, añaden.

Nuevos proyectos

NODO 08Chicote y Calles iniciarán así caminos por separado. “A partir de la temporada primavera-verano del 2012, Alberto Chicote ha decidido continuar su carrera en solitario, afrontando nuevos y diferentes proyectos”, añade la carta. La semana pasada, se hizo público el inicio de una colaboración de Chicote con La Sexta, cadena en la que tendrá un programa de televisión.

Mientras, Nodo tiene prevista su reapertura en los próximos meses, mientras, según el comunicado hecho público, “Pandelujo sigue siendo un clarísimo referente en la culinaria madrileña que continua colgando el cartel de ‘no hay billetes’ día tras día”. A partir de ahora, hay que esperar a conocer el rumbo de la cocina de Pandelujo sin Chicote al frente de sus fogones. En la web de Nodo, puede leerse este aviso: “El restaurante permanecerá cerrado por reforma hasta nuevo aviso. Disculpen las molestias”.

“El compromiso con la gastronomía, el gusto por la atención y el trabajo siguen estando en nuestro corazón y seguiremos ofreciéndolo a todos aquellos que quieran disfrutarlo”, concluye la carta que materializa la separación de Calles y Chicote.

.

FOTOS DE PANDELUJO

Acerca del autor



Estudié Empresariales, pero siempre he trabajado como periodista, título que espero seguirme ganando cada día. Escribir es lo que más me gusta. Antes, sobre economía; y, desde hace once años, sobre gastronomía, algo que casi me inventé como vía de escape y que, al final, se convirtió en mi trabajo. En abril de 2011, decidí pasar a la vida freelance y, el 30 de julio de ese año, lancé este portal, mi bebé al que consiento y maleduco para escribir lo que me apetece. Gastroeconomy aspira a ser un proyecto mucho más rentable que su actual sostenibilidad económica, con una idea clara: ni el portal, ni sus contenidos, ni yo, estamos en venta. Es la única forma de que os fiéis de nuestro trabajo. Como siempre, ¡¡GRACIAS por leernos!! Espero seguir creyendo en este proyecto, sin perder el escepticismo, ni la capacidad de autocrítica. En Twitter, soy @mfguada”.

3 Comentarios
  • Oportunidades de negocio para responder a una demanda ‘foodie’
    Publicado a las 06:35h, 31 marzo Responder

    […] Ricard Camarena dejó el proyecto de Arrop y Vicente Patiño hizo lo mismo con Óleo. En Madrid, Alberto Chicote se ha separado de Benjamín Calles, lo que implica su salida de restaurantes como Nodo (cerrado por obras) y Pandelujo. Sergi Arola […]

  • Toni
    Publicado a las 09:46h, 08 diciembre Responder

    “Pandelujo sigue siendo un clarísimo referente en la culinaria madrileña que continua colgando el cartel de ‘no hay billetes’ día tras día”. El sector de la restauración necesita seriedad y afirmar que pandelujose llena todos los días sencillamente es un cuento.

  • Anónimo
    Publicado a las 08:43h, 20 febrero Responder

    […] a tiempo…… Edito porque me parto, resulta que el restaurante este era del Chicote, el nodo Cambio de rumbo en Nodo y Pandelujo: Alberto Chicote y Benjamin Calles se separan | Gastroeconomy tenia que haber montado un pifostio, lo que si que es verdad es que la cocina tenia una pared de […]

Publicar un comentario