Mezclar el amor y la razón

Pablo Rodríguez, Director de Investigación de Telefónica I+D, cuenta en primera persona para GASTROECONOMY su relación con Ferran Adrià, con quien Telefónica tiene un acuerdo de colaboración: “Durante los próximos tres años, desde el Centro de Telefonica I+D de Barcelona ayudaremos a Ferran a combinar tecnología de vanguardia e Internet para adentrar a elBullifoundation en una nueva era de gastronomía innovadora”.

Con el artículo de Pablo Rodríguez, GASTROECONOMY inaugura su ROTABLOG, que ‘rotará’ las opiniones de diferentes expertos sobre la relación de la cocina con el arte, la arquitectura, el interiorismo, el turismo, la empresa u otras disciplinas aparentemente ‘ajenas’ al universo culinario.

Creo que debemos tener cuidado con lo que pensamos, pues puede hacerse realidad. Hace diez años, en una entrevista con un periódico argentino me preguntaban cuál era mi referente en el mundo de la creatividad y la innovación. Sin pensarlo dos veces, respondí: Ferran Adriá, el nuevo Dalí de la cocina. Hoy tengo el placer de poder trabajar con Ferran y su equipo en la nueva aventura de elBullifoundation, y hacer realidad lo que entonces era un sueño.

El pasado domingo 24 de julio, tuve la suerte de hacer mi tercera y probablemente ultima visita a la Cala Montjoi, al ya legendario Bulli.Y alrededor del recuerdo de los olores, texturas, y sabores de las empanadillas de nori, o las flautas de mojito y manzana, pensaba en qué podemos hacer desde el mundo de la Tecnología en general y de Telefónica en particular para ayudar a Ferran en su próxima aventura.

Reconozco que cuando pensé por primera vez sobre la alianza entre Telefónica y elBulli, no tenia muy claro que valor podíamos aportar al mejor restaurante del mundo, y mucho menos desde el punto de vista del mundo de Internet. Al fin y al cabo, ¿alguien me puede explicar que tiene que ver un ordenador, un bit o un byte con unas buenas gambas a la plancha? Es casi como mezclar el amor y la razón.

Sin embargo, el mundo de la cocina y la investigación se han cruzado varias veces y siempre con resultados bastante espectaculares. Por ejemplo, hace veinte años, la fusión de la física, la química y la cocina creó la gran revolución del mundo de la Gastronomía Molecular, de la cual elBulli es su principal exponente.

Al mismo tiempo, programas de televisión especializados como Cooks Illustrated han enseñado a millones de americanos a cocinar el brownie perfecto a través de multitud de experimentos científicos en directo, donde se probaban distintas harinas, chocolates o tiempos y temperaturas de cocción.

El caso más extremo es el del ex-jefe de tecnología de Microsoft que acaba de publicar un libro, de 500 dólares, donde explica como cocinar la patata frita perfecta, llevando la ciencia en la cocina a sus límites

El caso más extremo es el del ex-jefe de tecnología de Microsoft que acaba de publicar un libro, de 500 dólares, donde explica como cocinar la patata frita perfecta, llevando la ciencia en la cocina a sus límites. Como consecuencia de todo esto, no es de extrañar que la Universidad de Harvard haya creado un curso de doctorado en Ciencia y Cocina y que la editorial Elsevier haya lanzado una revista al más alto nivel científico enfocada exclusivamente en Ciencia y Gastronomía.

El mundo de Internet y las Tecnologías de la Información han estado más o menos alejados del mundo de la gastronomía. A excepción de blogs, portales de recetas, o el uso de portales para reservas de restaurantes, pocas cosas más hemos visto. Ferran no está ni en Twitter ni en Facebook, y a pesar de que otros cocineros sí que han experimentado más con las redes sociales como José Andrés, el beneficio no parecía ir mas allá del marketing viral.

Ferran no está ni en Twitter ni en Facebook, y a pesar de que otros cocineros sí que han experimentado más con las redes sociales como José Andrés, el beneficio no parecía ir mas allá del marketing viral

Sin embargo, cuando hice la primera sesión de trabajo con Ferran -aparte de percatarme de que los dos nos alimentábamos de nuevas ideas y creatividad-, me di cuenta de que Internet, la tecnología y la cocina tenían mucho más en común de lo que me podía imaginar en un principio y es así como empezamos a trabajar juntos en definir elBullifoundation como un laboratorio de investigación y nueva meca mundial de la creatividad en el mundo gastronómico.

De  hecho, después de aquel encuentro pienso firmemente que Internet puede llevar el mundo de la cocina a su próxima revolución, abriendo el camino a la nueva  ola de innovación gastronómica. Por ejemplo, permitiendo a Ferran compartir su creatividad con el mundo en tiempo real, y creando experiencias nuevas donde el  video, la inmersión y la participación simultánea de millones de personas pueden definir nuevas maneras de experimentar la cocina e iniciar una comunicación nunca hecha antes.

Pienso firmemente que Internet puede llevar el mundo de la cocina a su próxima revolución, abriendo el camino a la nueva  ola de innovación gastronómica

El  mundo de los sensores, de las impresoras 3D, de las herramientas de cocina inteligentes, en resumen, de la cocina computerizada e hiperconectada,  permiten  imaginarse escenarios muy revolucionarios. Escenarios donde los sensores nos aportaran cada vez más información sobre los alimentos que vamos a comer, su origen, su trato, y que  nos va a permitir combinarlos para crear nuevas recetas, para hacer una cocina más sostenible y económica. Y donde la robotización y la microfabricación nos permitirán generar en el instante nuevas herramientas de cocina, moldes o utensilios que se podrán imprimir y utilizar.

Por  ultimo, la minería y el análisis de datos y el mejor entendimiento del usuario, que en Internet tan buen resultado ha tenido para que te recomienden el mejor  libro o la mejor música, tiene un campo inagotable en el mundo de la cocina. Por ejemplo, la minería de datos relacionados con los ingredientes, la propagación de recetas por el mundo, el movimiento de chefs de un restaurante a otro y sus influencias, puede permitirnos descubrir no solamente nuevas experiencias  culinarias si no a ayudarnos a explicar nuestro mundo, como interactuamos unos con otros y como estamos cambiando. La comida no deja de ser un lenguaje que refleja la armonía, la creatividad, la felicidad, la complejidad y la cultura de nuestra sociedad. Entendiendo el mundo de la comida, nos entenderemos mejor a nosotros mismos y, en fin, a la vida misma.

Entendiendo el mundo de la comida, nos entenderemos mejor a nosotros mismos y, en fin, a la vida misma

Y éstas son solamente unas pequeñas pinceladas de como la tecnología y la gastronomía, el mundo digital y el mundo analógico de la cocina, pueden fusionarse  y crear algo nuevo y distinto. En este proceso, de lo que estoy seguro es de que la tecnología deberá ser transparente. Mi objetivo es proveer a Ferran de la tecnología más puntera, pero que pase desapercibida, que no se note, para que su comida y su creatividad sean siempre los verdaderos protagonistas.

Durante los próximos tres años, desde el Centro de Telefonica I+D de Barcelona ayudaremos a Ferran a combinar tecnología de vanguardia e Internet para adentrar a elBullifoundation en una nueva era de gastronomía innovadora. Hemos empezado apoyándole en la definición de elBullifoundation, pero nos queda un  bonito y apasionante camino por recorrer juntos, lleno seguro, de suculentos manjares y por supuesto, de mucho Twitter (@pabloryr).

FOTOS CEDIDAS POR TELEFÓNICA

En las imágenes, de izquierda a derecha, Pablo Rodríguez, de Telefónica, y el cocinero Ferran Adrià.

Tags:

Acerca del autor



Pablo Rodríguez (La Felguera, Asturias, 1972) es el director del centro de Internet y Multimedia de Telefónica I+D Barcelona, y director de Investigación en Telefónica I+D. Ha desarrollado su carrera profesional en Estados Unidos, como arquitecto de software y emprendedor de tres empresas de tecnología del Silicon Valley (Inktomi, que proveyó el motor de búsqueda durante más de cinco años a MSN y AOL; Netli y Tahoe Networks); Francia; Suiza y Reino Unido (donde trabajó para Microsoft Research en Cambridge). Como resultado de sus trabajos, Pablo tiene en su haber más de cuarenta patentes. Es profesor adjunto de la Universidad de Columbia (Nueva York)...POR QUÉ NOS GUSTA PABLO EN GASTROECONOMY: Pablo dio en el clavo con la receta cuando escuchó la idea de este portal: "Si tienes las ideas claras y un equipo moral y emocional, lo demás vendrá poco a poco con el tiempo". Su segunda receta es ésta: "Piensa en global". Escucharle hablar sobre el futuro de Internet es un lujo. Su trabajo en Telefónica consiste en "crear un entorno de referencia de innovación y creatividad empresarial, recuperando talento y cerebros fugados, generando oportunidades para jóvenes emprendedores e investigadores". Además, es un 'foodie' viajero en busca de panaderías.

2 Comentarios

Publicar un comentario